Logo del sitio

Iron Man 2

Créetelo, es mucho más de lo que esperabas. Y sin embargo, ¿podría haber sido incluso mejor?
Iron Man 2
Iron Man 2

Donde terminaba Iron Man (2008), en la rueda de prensa en la que Tony Stark revelaba su identidad superheroíca, Jon Favreau retoma la historia con una certeza: un gran personaje puede sostener por sí solo una película. Y hasta una franquicia. En esta segunda entrega Robert Downey Jr. está glorioso e incontenible como el millonario de la armadura tecnológica. ¿Aún más? Sí, él puede. Podría pasarse toda la película sonriendo, lanzando miradas “acero azul” y haciendo uves de victoria con los dedos y nadie echaría en falta nada más. En la piel de Tony Stark va sobrado, ganaría a Han Solo, James Bond (todos juntos) y Buzz Lightyear en una competición de carisma. Su irrupción en la Stark Expo –un genial macguffin en forma de macroevento científico– ante un auditorio rendido y rodeado de bailarinas ironmanizadas resulta tan apabullante que uno desearía que presentase la próxima gala de los Oscar. O, qué narices, que fuera el próximo presidente de EE UU, como sugiere uno de los infinitos guiños pop de la película.

Con muy buen tino, Favreau y Downey Jr. –¿alguien duda de que el actor también codirige?– han sorteado los riesgos de la secuela y además han dado con algo que ni en nuestros mejores sueños esperábamos. Por partes, primero los peligros. En otras franquicias de acción (Arma Letal) o superhéroes (los 'Batman' de Joel Schumacher) se apostaba en cada nueva entrega por la acumulación de personajes a falta de ideas. Los avances de Iron Man 2 hacían temer lo peor; personajes antiguos ganando protagonismo como el colega de Tony, James Rhodes (Don Cheadle sustituye a Terrence Howard, que pidió revisar su contrato) o Nick Furia (Samuel L. Jackson), que asciende de ‘cameo’ a ‘secundario con cuatro escenas’, y además dos nuevos villanos (Sam Rockwell y Mickey Rourke) y una ‘enigneumática’ (Scarlett Johansson). ¿Habría espacio para Tony Stark? Pues sí, incluso para su secretaria Pepper Potts (Gwyneth Paltrow). ¿Cómo lo han conseguido? Reduciendo a todos menos a Stark a lo que eran en los cómics: satélites. Algunos sacan un rendimiento extraordinario a sus minutos en pantalla, como Sam Rockwell interpretando al reverso cutre y hortera de Stark; los demás asumen su rol de muletillas (Cheadle) o ponen cara de “¿y para esto me habéis llamado?”, como Johansson, a la que sólo por ser quién es le han dado frases. Lo de Mickey Rourke es otro cantar: hace lo que quiere, balbucea frases en ruso y da alpiste a su cacatúa. Una coña marinera, aunque muy divertida.

Y precisamente eso conecta con lo más sorprendente de Iron Man 2. Es una película de superhéroes que puede gustar a críticos y palomiteros, también una cinta de acción clásica que incorpora con buen gusto la tecnología digitar y además una estupenda secuela. Sin embargo, es una comedia tan divertida como Kick-Ass o Resacón en Las Vegas. “Sufrirás lo que padeció durante 40 años mi familia en 40 minutos”, anuncia Rourke a Downey Jr., y se pasa con el minutaje. Las escenas de acción se han recortado hasta la mínima expresión; la pelea final no llega ni a los 10 minutos en una película que dura 125. Total, si sabemos que Iron Man va a vencer, ¿para qué hacer interminables peleas de robots como las de Transformers? Aquí el espectáculo no reside en lo que se rompe, está en lo que Tony Stark hace –impagable borrachera en su cumpleaños–, dice –la comparecencia ante un senador a lo McCarthy– o padece –la enfermedad que combate en silencio–.

Ese esfuerzo de concentración en el montaje –se han quedado fuera cosas que habíamos visto en los tráilers– deja con ganas de más y una gran duda para los fans de, digámoslo ya, la franquicia más lograda de Marvel: ¿podría haber sido todavía mejor? La respuesta habrá que buscarla en la futura edición en Blu-ray en el apartado de ‘Escenas borradas’.

Manuel Piñón

Valoración:

FICHA TÉCNICA

Iron Man 2
  • Director:
  • Género:
  • País:
  • Sinopsis:

    Ahora que todo el mundo sabe quién se esconde en la armadura de Iron Man, Tony Stark sufre presiones por parte del gobierno para entregar su creación.

  • RESUMEN: Créetelo, es mucho más de lo que esperabas. Y sin embargo, ¿podría haber sido incluso mejor?

  • ESTRENO: 30/04/2010

  • EE UU / 2010 / PARAMOUNT. DIRECTOR: JON FAVREAU ACTORES: ROBERT DOWNEY JR. DON CHEADLE, MICKEY ROURKE, GWYNETH PALTROW, SCARLETT JOHANSSON, OLIVIA MUNN GUIÓN: JUSTIN THEROUX

Mostrar comentarios

Códigos Descuento