Fast & Furious 9

Fotograma de 'Fast & Furious 9'
Fotograma de 'Fast & Furious 9'
Cinemanía | 
Valoración:

Ninguna saga ha evolucionado como Fast & Furious. La que empezase siendo un compendio de películas de moderado presupuesto sobre carreras ilegales de coches, optó por un cambio de dirección en su quinta entrega que transformaría por completo su futuro. De acuerdo, los planos de llantas y culos siguen ahí. Pero la acción dejó de entender a los coches como un fin para pasar a tratarlos como un medio. Dominic Toretto ya no conducía para ser el más rápido, lo hacía para detener a los malos. Dwayne Johnson se unió al reparto, sonaba Danza Kuduro, los presupuestos y las taquillas explotaban. 

Inteligentemente, mientras la apuesta de espectacularidad subía, los rasgos de identidad se mantenían. Su sentido del humor, la diversidad cultural del reparto, el código de honor y amor que unía a sus protagonistas. Estos tenían incluso un ritual final, una cena al estilo Astérix y Obélix, que sellaba cada capítulo con espíritu familiar. Su popularidad suponía la celebración de un modo de vida compartido por millones, callando a aquellos que pretendían reducir su aceptación a una movilización choni. La fórmula funcionaba tan bien que hasta se sobrepondría al fallecimiento de Paul Walker, su coprotagonista, durante el rodaje de la séptima entrega, convirtiéndola en una certera combinación de homenaje y entretenimiento que la humanidad no presenciaba desde que se grabó Back in Black.

En esta autopista hacia el éxito, Fast & Furious 9 deja una ligera sensación de repostaje, forzada por su condición de penúltimo viaje. Justin Lin, autor de aquella quinta entrega rompedora, regresa a la dirección buscando frenar su desmesura y acelerar la carga emocional introduciendo a Jakob, hermano de Dom, hasta ahora desconocido. Interpretado por un John Cena que arrebata a Lucas Black el título de peor actor en la saga, su incorporación supone una clara desviación del camino más lúdico. 

Con sentimiento de culpa por haberse alejado de su origen automovilístico y sin el talento de Chris Morgan al guion, la película fuerza una serie de flashbacks que detallan el pasado de Dom y Jakob, cuando su padre era piloto de NASCAR. Un gesto honrado por devolvernos a un tiempo en el que la conducción era más pura, pero que únicamente subraya la incapacidad de este noveno episodio por aunar la acción, que sigue siendo ostentosa y divertida, con el desarrollo de personajes, tosco y frío. Lejos queda la época en la que un salto al vacío, un derrape o el sonido de un motor nos emocionaba. Ahora todo funciona más por órdago que por habilidad. Consigue, aun así, una simbólica victoria, la de ser el capítulo con más protagonismo femenino y menos cosificación evidente. 

Pero, en definitiva, para aquellos que nos habíamos acostumbrado a ir al cine a dejarnos llevar por una acción sin sentido y unos personajes al menos despreocupados, esta entrega resulta confusa, excesivamente apesadumbrada en sus intenciones, carente de momentos memorables. Ojalá Diesel y los suyos hayan parado en este merendero solamente a comer un bocata y no sea su destino final, o querrá decir que en algún kilómetro de la carretera olvidaron cómo pasárselo bien y empezaron a tomarse demasiado en serio.

FICHA TÉCNICA

Póster de 'Fast & Furious 9'
  • Director:

    Justin Lin

  • Género:

    Acción 

  • País:

    Estados Unidos

  • Sinopsis:

    Cuando todo parecía tranquilo y perfecto y la vida de Dom Toretto (Vin Diesel) iba a las mil maravillas, su desaparecido hermano Jakob (John Cena) aparece para liderar un complot mundial que solo Toretto y su equipo de conductores podrán detener.

  • Guion: Daniel Casey, Gary Scott Thompson

  • Reparto:  Vin Diesel, Michelle Rodriguez, Jordana Brewster, Tyrese Gibson, Ludacris, John Cena, Charlize Theron

  • Duración: 145 min.

  • Veredicto: El legado de esta macarrada hará que disfrutes de nuevo.

  • Distribuidora: Universal

  • Estreno: 2/07/2021

Mostrar comentarios

Códigos Descuento