Dragged Across Concrete

Dragged Across Concrete
Dragged Across Concrete

El título de algunas películas, más que un mero nombre, es una condensación de sus imágenes. ¿Ejemplos? Apocalypse Now, Los que no perdonan, Perdición y, ahora, Dragged Across Concrete. El filme de S. Craig Zahler es tan áspero en su ejecución, tan moroso en su desarrollo, que mientras lo ve uno se siente como si le llevaran a rastras por una superficie de cemento. Para bien y para mal.

Más urbana que nunca, y con un elenco de personajes más amplio (y más disperso) que Bone Tomahawk y Brawl in Cell Block 99, pero aún más violenta que ambas si eso es posible, Dragged… es, en tanto que un noir, una película de mala gente y virilidad mal entendida. Aunque sus postulados estén tan lejos del izquierdismo ‘made in Hollywood’ como pueda imaginarse (podrían ser más bien los de un John Milius hasta arriba de diazepam), lo que más nos habla de los policías interpretados por Mel Gibson y Vince Vaughn no es si tienen en cuanta el perfil étnico de los detenidos antes de dejarles la cara como un mapa. Es (por ejemplo) que, cuando la esposa del segundo se levanta a recoger los platos tras la cena, no hacen ni siquiera el ademán de ayudarla. Hablamos de dos reliquias cuya extinción no lloraremos, pero cuyos valores rancios les libran al menos de la hipocresía del ‘aliado’ o el solidario de pastel.

El periplo de esas dos criaturas en proceso de fosilización tiene lugar en una ciudad donde todo transcurre a la velocidad de la vida. Es decir, que en ella las cosas se cocinan a fuego lento para después estallar en un visto y no visto. Tómense como ejemplos la escena del atraco o ese clímax de tiroteos en plano general, donde Zahler tarda minutos y minutos en resolver algo que un funcionario de la industria despacharía en segundos. El efecto de este regodeo en la lentitud depende de la paciencia que esté dispuesto a tener el espectador: o resulta una tortura, o un éxtasis, o un oscilar entre ambos de escena a escena.

De este modo, así como Mandy transmutaba sus referencias de serie B en alarde psicodélico gracias a su empleo del ritmo, este filme sobre polis de gatillo fácil, atracadores rabiosos y perdedores con un golpe de suerte se transforma en una caldera donde los dilemas hierven y escaldan a quienes los padecen. Y, de paso, nos recuerda que su autor es uno de los autores más originales del cine de acción actual. Posiblemente también un facha de órdago, sí, pero ¿debería importarnos eso?

Valoración:

FICHA TÉCNICA

Dragged Across Concrete
  • Director:

    S. Craig Zahler

  • Género:

    Acción

  • País:

    EE UU, Reino Unido, Canadá

  • Sinopsis:
  • REPARTO: Mel Gibson

  • VEREDICTO: Zahler cocina otra masacre a fuego lento con carne de machote ‘old school’.

  • DURACIÓN: 159 min.

  • DISTRIBUIDORA: Filmin

  • ESTRENO: 08/05/2020

Mostrar comentarios

Códigos Descuento