Crítica de 'Super Mario Bros.: La película'

El filme que le hará justicia al fontanero de Nintendo sigue estando en otro castillo (y van...).
Imagen de 'Super Mario Bros.: La película'.
Imagen de 'Super Mario Bros.: La película'.
Cinemanía
Imagen de 'Super Mario Bros.: La película'.
Valoración:

La Disney más dinámica, Max Fleischer y Osamu Tezuka: esos son los tres vértices entre los que se ha movido la franquicia Super Mario Bros. desde que Shigeru Miyamoto se la sacara del magín. Unos parámetros que funcionan estupendamente en una videoconsola, pero que ponen muy difícil (o casi imposible) convertir las aventuras del fontanero bigotón en un largometraje que aguante el tipo. Algo que Super Mario Bros.: La película demuestra muy a su pesar. 

Aunque los directores Aaron Horvath y Michael Jelenic le hicieran una brillante peineta al cine de superhéroes llevando Teen Titans Go! al cine, esta adaptación no deja de ser un producto de Illumination Entertainment, el mismo estudio que nos ha flagelado con el éxito de los Minions. Algo que, durante el metraje de este filme, se nota demasiado, y demasiado a menudo. 

Porque, si bien el lenguaje de Mario pertenece desde siempre a los dibujos animados de garrotazo y tentetieso, Illumination tiene aquí la obligación de llenar hora y media de metraje con una historia que sirva de excusa para encadenar saltos sobre plataformas, carreras de karts o lo que se tercie. Y también se ve enfrentada al desafío de satisfacer por igual a los fans, al público generalista y a los ejecutivos de una Nintendo siempre celosa de su marca. 

Así pues, el guion de Super Mario Bros. parece construido a partir de una lista de mínimos. ¿Que Horvath, Jelenic y el escritor Matthew Fogel -Minions: El origen de Gru- se han quitado ya de encima las alusiones a los títulos clásicos de la saga? Pues pasamos a la aparición obligatoria de Donkey Kong, tras esta a Luigi's Mansion, y así sucesivamente. Todo sea por no dejarse ningún lugar común en el tintero.

Asimismo, como Mario y Luigi no dejan de ser personajes de videojuego (y, por tanto, productos de nicho, pese al demoledor éxito de su saga), toca insertar las obligatorias dosis de ironía y las referencias que lleven al público no jugón, o a los padres arrastrados por su prole, a no arrepentirse demasiado de haber pasado por taquilla. 

Estos momentos, que ya de por sí chirrían lo suyo, se vuelven aún más incómodos cuando la banda sonora tira de éxitos pop. Manda narices que, con el inmenso tesoro musical acumulado por las aventuras de Mario desde los días de Koji Kondo, esta película incluya escenas ambientadas con las obligatorias cuñas de A-Ha, AC/DC y los Beastie Boys, entre otros. 

La presencia pizpireta de la princesa Peach, ese Bowser convertido en incel con caparazón o un aspecto visual muy solvente (la carrera sobre la Senda Arcoíris, por ejemplo, es un festival de policromía) son descansos que hacen más llevadero este festín de inanidad. Pero no consiguen convertirlo en algo más que un greatests hits de una franquicia imprescindible para entender los videojuegos y su evolución. 

FICHA TÉCNICA

Póster de 'Super Mario Bros.: La película'.
  • Director:

    Aaron Horvath, Michael Jelenic

  • Género:

    Comedia, animación

  • País:

    EE UU, Japón

  • Sinopsis:

    Mario y Luigi, dos fontaneros de Brooklyn, viajan por accidente al Reino Champiñón, amenazado por el malvado Bowser. 

  • Guion: Matthew Fogel

  • Reparto: Animación

  • Duración: 92 min.

  • Veredicto: Se salva por los pelos de ser una lista de guiños para fans.

  • Distribuidora: Universal

  • Estreno: 5/04/2023

Redactor 'Cinemanía'

Estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Sus textos se publican en la revista Cinemanía desde 2005. Ha sido miembro fundador de Canino, web dedicada a la cultura popular, y redactor en el diario ADN, además de colaborador en medios como Mondo Sonoro, Neo2 y On Madrid-El País.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento