Logo del sitio

Crítica de 'Santos criminales'

Michael Gandolfini y Alessandro Nivola, en 'Santos criminales'
Michael Gandolfini y Alessandro Nivola, en 'Santos criminales'
Cinemanía
Valoración:

Las tumbas hablan. Las precuelas también. Y pueden devolver a la vida a los personajes con los que disfrutamos o convertir su recuerdo en un cadáver andante. El riesgo de retomar la que para muchos puede ser la mejor serie de la historia era enorme. David Chase decidió afrontarlo con la idea en mente de crear una especie de franquicia que se hace evidente en la escena final de estos Santos criminales, engorroso título en España de The Many Saints of Newark. Ninguno de estos dos errores son los más importantes de una película que no hace justicia a sus deudos.

Director indie de Palookaville en los 90, convertido en referente del HBO más clásico, Alan Taylor dirigió varios episodios clave de Los soprano (también de Juego de tronos y Mad Men, entre otras joyas por episodios). Tras filmar convenientemente pero sin alardes Thor: El mundo oscuro y Terminator: Génesis para la gran pantalla, era una apuesta segura del creador David Chase a la hora de contar los años de infancia y adolescencia del personaje de Tony Soprano, el relato de la etapa iniciática que marcó la vida del personaje. No es tampoco la dirección de Taylor lo que chirría en este fallido intento de rescatar un clásico que nunca hace olvidar la trama original, aunque sabe mantener el interés de los que tiemblan al escuchar el Woke Up this Morning de Alabama 3.

Los problemas del largometraje, que acaban afectando a un concepto de coming of age criminal a priori prometedor, presente en obras maestras como Érase una vez en América, no dependen de las decisiones de realización, solvente, aunque marcada por una fotografía de filtro empalagoso, sino de la equivocada justificación de la historia y de la manera de empalmar con el recuerdo de los personajes. No le sienta bien el viaje al pasado, convertido el conflicto racial de la América de finales de los 60 y los 70 en el trasfondo de una historia que se presumía íntima. No hay patos en la piscina, pero sí mucha caricatura expresa, demasiada, en el retrato de los personajes que ya conocemos (de Livia Soprano a Silvio, Paulie y el tío Junior), pese a los esfuerzos de algunos buenos actores disfrazados para la previsible procesión de italianidad mafiosa que a la vez nos reconforta y nos deja muy melancólicos, desolados.

El toque Scorsese se hace incluso más obvio que en la serie con la presencia de Ray Liotta, al que se desdobla en un absurdo personaje gemelo del primero, dos de los nuestros, poco consistente y desaprovechado también como remanso reflexivo (una especie de doctora Melfi con visitas a la cárcel) del personaje principal. No es Tony ni ningún Soprano en realidad, sino un Moltisanti, en una esforzada y digna interpretación de Alessandro Nivola, una suerte de protector del imberbe joven, al que da vida en sus años mozos el hijo del dolorosamente desaparecido James Gandolfini, con el que, seguro, todo habría sido diferente. La pérdida de carisma en la comparación es abrumadora. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Pues más allá de los cálculos mercadotécnicos de HBO, la excusa es endeble: el Moltisanti de Nivola es padre de Christopher, el sobrino predilecto de Tony, que en el crepúsculo de los dioses de la mafia ante el ascenso de los afroamericanos, nos cuenta la historia desde la tumba en un recurso que no justifica toda la parafernalia. Casi nada es conveniente, aunque nada es definitivo, el filme, de una corrección que anuncia alguna genialidad que nunca llega, tiene hechuras de digna película de gangsters, con un par de muertes à la Pesci. Lo peor, finalmente, es que este invento pueda proyectar sobre la serie una sombra: ¿acaso no sería tan buena como recordábamos? Solo escuchar “Woke Up This Morning/Got Yourself a Gun” ayuda a calmar la duda.

FICHA TÉCNICA

  • Director:

    Alan Taylor

  • Género:

    Thriller

  • País:

    EE UU

  • Sinopsis:

    ¿Cómo llegó Tony Soprano a ser lo que conocimos en la serie de David Chase? La infancia y adolescencia del joven Tony en Nueva Jersey, rodeado de mafiosos, con las cuitas que se producen entre los Moltisanti y los Soprano, y marcada por la tensión racial de los 60 y los 70 en EE UU, forjará la identidad de un chaval que iba para jugador universitario de fútbol americano y acaba como protagonista de, tal vez, la mejor serie de la historia.

  • GUION: Lawrence Konner

  • DURACIÓN:120 min.

  • REPARTO: Alessandro Nivola, Michael Gandolfini, Vera Farmiga, Leslie Odom Jr., John Bernthal, Corey Stoll

  • VEREDICTO: La alargada sombra del Woke up this morning tumba una precuela solvente pero fallida.

  • DISTRIBUIDORA: Warner

  • ESTRENO: 5/11/2021

Mostrar comentarios

Códigos Descuento