Crítica de 'Matrix Resurrections'

Fotograma de 'Matrix Resurrections'
Fotograma de 'Matrix Resurrections'
Cinemanía
Descubre el tráiler de Matrix Resurrections
Externos
Valoración:

"En Warner quieren una secuela de Matrix, y la van a hacer con nosotros o sin nosotros”. Esa frase, pronunciada por un Jonathan Groff sonriente y encorbatado al poco de empezar esta película, da una pista sobre cómo se han tomado Lana Wachowski, Keanu Reeves y el resto de la pandilla el encargo de prolongar esa trilogía ciberpunk con la que el actor y la cineasta (ahora en solitario: su hermana Lily está a otras cosas) redefinieron el cine-espectáculo durante el cambio de siglo. 

Y, si con esa declaración no fuera bastante, Matrix Resurrections nos da otra sartenada de pistas para que sumemos dos y dos, concluyendo que este regreso a su mundo virtual es un puro cachondeo. En el mejor sentido.

Si a la Matrix original (y no digamos ya a sus secuelas) le pesaba de lo lindo su poca disposición a reírse de sí misma, Wachowski ha dedicado este filme a corregir dicha falta: los mejores momentos de su trabajo son los dedicados a hacerle la peineta a Hollywood, con su obsesión por exprimir propiedades intelectuales, y, de rebote, también a las decisiones tomadas por las autoras hace 20 años.

Algunos de estos pullazos son divertidísimos, como el pitch de creativos donde no paran de repetirse las palabras “tiempo bala” y el discurso de Jessica Henwick sobre las flaquezas del binarismo pastilla roja-pastilla azul (más punzante aún si recordamos la apropiación del mismo por la ultraderecha). Eso, por no hablar de los comentarios sotto voce sobre si Neo (es decir, Keanu) sigue resultando sexy a su edad, o esa filípica en la que Lambert Wilson, desatadísimo él, tacha al héroe de “¡secuela de una franquicia!”. 

Otros, en cambio, apuntan a los lagrimales, como el enfrentamiento entre los veteranos del reparto y sus rostros de ayer, proyectados en el mismo plano, o la mención a la capacidad de la Matriz (es decir, de la industria cultural) para apropiarse de cualquier idea y convertirla en otro instrumento más con el que inocular conformidad. En general, la mayoría no solo resultan eficaces, sino también adorables.

Solo la mayoría, claro: esto no sería una ‘película Wachowski’ si no le pesaran sus defectos. Algunas referencias al pasado recurren a las formas más groseras del flashback, la verborragia conceptual que ya conocemos sigue siendo un lastre y la insistencia en la cámara en mano para las escenas de acción acaba convirtiendo a estas en un barullo demasiadas veces. Pero Matrix Resurrections tampoco vendría de quien viene si, bajo sus problemas de forma, no latiera esa voluntad creativa que lleva desde 1999 aprovechando su cheque en blanco para demostrar, o intentarlo, que otro blockbuster es posible.

Lejos de una exhumación solemne que le dé a su público veterano la fantasía de un falso rejuvenecimiento, el filme parece un jovial reencuentro de amigotes que nos animan a cuestionar mitos viejos y nuevos. Algo que le granjeará muchos odios (como a Star Wars: Los últimos Jedi, otro filme que aprovechaba una franquicia mítica para criticar las narrativas sobre elegidos, mesías y similares) y también el amor incondicional de quienes le vieron la gracia a Speed Racer, a El destino de Júpiter o a esa carcajada de Reeves frente a una pregunta sobre la fiebre de los NFT.

Ahora que nuestro mundo es aún más tétrico que el que vio nacer al original, esta francachela tan ‘meta’ anima a invocar el poder de la alegría y de los afectos (románticos o no) para hacernos fuertes frente a un sistema incompatible con la vida. Más nos vale hacerle caso.

FICHA TÉCNICA

Póster de 'Matrix Resurrections'
  • Director:

    Lana Wachowski

  • Género:

    Ciencia-ficción

  • País:

    EE UU

  • Sinopsis:

    20 años después del enfrentamiento final entre Neo y las Máquinas, el diseñador de videojuegos Thomas Anderson se enfrenta al desafío de crear una secuela de su título más popular: 'Matrix'. 

  • Guion: Lana Wachowski, David Mitchell, Aleksandar Hemon

  • Reparto: Keanu Reeves, Carrie Anne-Moss, Yahya Abdul-Mateen II, Jessica Henwick, Jonathan Groff, Neil Patrick Harris, Christina Ricci

  • Veredicto: El Elegido ríe, y nos invita a reír con él en un regreso memorable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento