Crítica de 'Avatar: El sentido del agua'

En el regreso de James Cameron hay humedad por todas partes, pero no es ‘Titanic’ ni de lejos
Imagen de 'Avatar: El sentido del agua'.
Imagen de 'Avatar: El sentido del agua'.
20th Century Studios
Avatar: El sentido del agua
Valoración:

“La felicidad es fácil” son palabras que se repiten machaconamente durante los primeros minutos de Avatar: El sentido del agua. Y, aunque pueda sonar bonita (es el título de una canción de Talk Talk, así que qué menos), resulta una mentira como un templo por varias razones.

Si fuera así, por ejemplo, James Cameron no hubiese necesitado convertir esta secuela de su éxito de 2009 en un festival de la hipertrofia, empeñado a toda costa en ser más grande, más lujoso y más emocional que su predecesor. Asimismo, podemos usarla para constatar que al Cameron guionista (el de “volveré”, “¡aléjate de ella, puerca!” o “píntame como a una de tus chicas francesas”) se le ha agotado esa capacidad suya para conquistarnos con frases pegadizas e historias que impactan en el corazón y las tripas.

Por último, la dichosa cita indica que la voz en off de Sam Worthington es, además de un recurso innecesario para un filme de narrativa tan fácil, un vestigio evolutivo procedente de una primera entrega que resultó multimillonaria, pero ni mucho menos inolvidable.

Es más: uno no sabe qué se le pasaría por la cabeza a Worthington cuando comprobó que El sentido del agua hace lo posible por minimzar el rol de su Jake Sully, convertido aquí de marine desertor en amantísimo papá pitufo. Al actor inglés le habrá quedado el consuelo, por lo menos, de ver cómo eso mismo se aplica al resto de los adultos, incluyendo esa Zoe Saldaña que mola tanto cuando enseña los dientes y una Kate Winslet desaprovechada hasta lo insultante (hay que ver, amiga: con las que pasaste rodando Titanic, y ahora vuelves a que la bestia te ponga otra vez a remojo).

Porque, curiosamente, esta película luce mejor cuanto más protagonismo le da a una chavalada entre la que figura santa Sigourney Weaver del Gran Poder, capaz de interpretar su papel de Avatar, a su hija adolescente (de parto virginal, oiga) y a ambas a la vez: su personaje les resultará cargante a algunos, pero a nosotros nos ha parecido adorable y bien integrado entre esos hermanos adoptivos de un quinto de su edad, píxeles aparte, así como en una trama que no deja de ser la de unos críos que aprenden a amar otro paisaje y otra cultura tras una mudanza repentina.

En esos términos, el filme resulta entrañable y hasta se hace perdonar su taoísmo de pegolete y la habitual tendencia del cineasta a chorizar ideas: Thierry Cailleteau, guionista del cómic francés Aquablue, podría estar camino de los juzgados en este mismo momento.

Pero a nadie le van a soltar 250 millones de dólares para que ruede un híbrido de El río con La isla de coral, ni Cameron se va a conformar con entregarnos algo así cuando puede añadir al potaje referencias a Moby Dick que acaban recordando más a Liberad a Willy, aliñadas con grandilocuencia CGI y con ese mito del buen salvaje que ya resultaba incómodo en la primera entrega y que aquí muda sus referentes de Pocahontas y el Amazonas a la Polinesia.

Si sumamos a esto unas escenas de violencia muy poco atractivas (más aún viniendo de uno de los grandes maestros del actioner) y un argumento que acaba deshaciéndose a fuerza de duración excesiva y falta de foco (¿esto va de vínculos familiares, de identidades en crisis o de nada en concreto?), parece que el director podría haberse ahorrado esta secuela. Y, seguramente, también las que vendrán.

FICHA TÉCNICA

Póster de 'Avatar: El sentido del agua'.
  • Director:

    James Cameron

  • Género:

    Ciencia-ficción

  • País:

    EE UU

  • Sinopsis:

    Jake Sully vive con su nueva familia en el planeta de Pandora. Cuando una amenaza conocida regresa, Jake debe trabajar con Neytiri y el ejército de la raza na'vi para proteger su planeta.

  • Guion: James Cameron, Rick Jaffa, Amanda Silver

  • Duración: 192 min. 

  • Reparto: Sam Worthington, Zoe Saldaña, Sigourney Weaver, Kate Winslet

  • Veredicto: En los mares de Pandora hay poca frescura y mucho tedio.

  • Distribuidora: Disney

  • Estreno: 16/12/2022

Mostrar comentarios

Códigos Descuento