De John Sturges a La Romareda

Carlos Marañón  Director de CinemaníaOPINIÓN
De John Sturges a La Romareda
De John Sturges a La Romareda

Como un guión circular digno de ¡Jo, qué noche! (Michael Powell convenció a Scorsese), un bucle perfecto en las relaciones entre cine y fútbol. El estreno en la capital del Ebro del documental Magníficos, dirigido por Juan Mateo Piera, un repaso a la historia de uno de los más bellos y gloriosos capítulos la historia futbolística del Real Zaragoza devuelve al cine lo que empezó como un guiño cinematográfico al balompié. Hace 50 años que John Sturges (y Akira Kurosawa en espíritu) aterrizaron en La Romareda.

cartel_documental_magnificos_zaragozaLos_siete_magnificos_poster

La primera vez que el Real Zaragoza alineó juntos a Canario, Santos, Marcelino, Villa y Lapetra, todavía no eran magníficos. Fue en Lieja, en un partido de semifinales de Copa de Ferias contra el RFC Lieja (no confundir con el Standard) el 22 de abril de 1964 (derrota zaragocista por 1-0, por cierto; luego en la vuelta ganó 2-1 y hubo partido de desempate para que el Zaragoza se clasificase para la final que ganó al Valencia).

cinco_magnificos_zaragoza__elegantes

El mito de Los cinco magníficos nació de una crónica del periodista Juan José Navarro en el diario Amanecer de Zaragoza tras un partidazo de los blanquillos frente al Athletic de Bilbao del inmenso Iríbar, el 4 de octubre de 1964. Un espectacular 4-1 con goles de Canario, Santos, Villa y Lapetra (curiosamente sólo Marcelino, el delantero centro, se quedó sin marcar esa inolvidable tarde) fue razón suficiente para que el cronista comparase a aquellos cinco delanteros (así se jugaba entonces, con un 3-2-5, con interiores, extremos y un 9 en la línea ofensiva) con la película de John Sturges estrenada en España unos años antes, en febrero de 1961: Los siete magníficos.

Basado en el clásico japonés Los siete samuráis (Akira Kurosawa, 1954), el western protagonizado por Yul Brinner, Steve McQueen, Charles Bronson, James Coburn, Robert Vaughn, Brad Dexter y Horst Buchholz, con una extraordinaria banda sonora original de Elmer Bernstein inmortalizada años después por los anuncios de Marlboro, dio nombre a este prodigioso grupo de futbolistas. Con los años y los cambios en la plantilla, el número acabó perdiendo fuerza y derivó en Los magníficos, para dar entrada a otros buenos futbolistas que entraban y salían de la alineación zaragocista.

magnificent-seven-on-set

El nuevo documental, producido a la heroica casi sin medios económicos y auspiciado por el Real Zaragoza (cuya situación financiera es crítica, pese a los esfuerzos de la junta directiva que preside Cristian Lapetra, hijo de uno de los cinco héroes de aquel tiempo), recurre, ante el escaso material cinematográfico existente en los archivos de RTVE y el No-Do, al legado fotográfico Antonio Calvo Pedrós, zaragozano y zaragocista que acompañó al equipo durante años.

Entre entrevistas a los futbolistas y otras personalidades que vivieron aquellas gestas del club (el gran Luis Alegre ha participado en el filme y eso ya es un toque maestro) la viuda del fotógrafo repasa las imágenes de aquella época gloriosa del club maño en un filme de sabor futbolístico sobre una etapa fundamental de la historia del Zaragoza (cuatro finales de Copa, dos títulos, una Copa de Ferias, y una final de Recopa) y su ciudad que ha acabado por devolver al cine lo que salió del cine.

P. D. No hay que confundir todo esto con la otra aventura futbolerocinéfila con sobredosis de Magníficos: The Magnificent Eleven, una película con guión de Irvine Welsh, el autor de Trainspotting, de la que ya hablamos en su día como una de las pelis que ver antes del Mundial de Brasil 2014...

Sigue ‘Fútbol y Cine’ en TWITTER

Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series en CINEMANÍA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento