OPINIÓN

'Firefly': No puedes quitarme el cielo

Los cowboys espaciales de Joss Whedon solo tuvieron una temporada, pero marcaron a una generación de espectadores.
[Clásicos en serie] 'Firefly': No puedes quitarme el cielo
'Firefly': No puedes quitarme el cielo

No todo van a ser novedades en esta vida: CINEMANÍA rescata los shows que hicieron historia de la TV con esta colección de artículos. Bienvenidos a nuestros Clásicos en serie.

En el corazón de todo adicto a las series hay un santuario dedicado a aquellos programas que acabaron demasiado pronto, víctimas de emisoras que no supieron apreciar sus virtudes. Y en ese templo (hogar de Veronica Mars, Hannibal, Agente Carter y tantas otras), el altar mayor está dedicado a Firefly, el show con el que Joss Whedon quiso reinventar el género de aventuras espaciales. Y, para su desgracia, lo consiguió.

Tras el triunfo de Buffy, cazavampiros, y recién estrenado el siglo XXI, el director y guionista echó el resto en un programa con una reputación crítica intachable, con un fandom (los browncoats o ‘casacas marrones’) acérrimo… y con una sola temporada.

La premisa de Firefly consistía en emplear una ambientación futurista para canalizar tropos clásicos del western. Y, si bien esa idea no era especialmente novedosa (George Lucas la había empleado a gusto en Star Wars), el director supo darle valor cuidando al máximo su puesta en escena (el Emmy a los efectos visuales fue bien merecido), salpimentándola con ocurrencias geniales (si algunos diálogos te suenan a chino, es porque están en chino) y, sobre todo, apoyándose en un reparto (Nathan Fillion, Morena Baccarin, Alan Tudyk…) tan compenetrado como una auténtica banda de forajidos.

Tras aguantar mil y una patadas de Fox (los episodios se emitieron en un orden incorrecto y a horas intempestivas), Firefly fue cancelada en 2003. Sin embargo, resultó lo bastante popular como para que Whedon y su equipo pudieran rodar una película (Serenity, 2005) que ponía fin a su historia de forma medianamente decorosa.

Ahora, año tras año, son cada vez más los admiradores que reconocen su condición de obra maestra. Pueden quitarnos el amor, pueden quitarnos nuestra tierra, pero nunca nos quitarán el cielo… ni esta serie.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento