OPINIÓN

Fracasando

Fotograma de 'Cuando Harry encontró a Sally'
Fotograma de 'Cuando Harry encontró a Sally'
Cinemanía

Reflexionaba la directora Nora Ephron (guionista de Cuando Harry Encontró a Sally) en el magnífico No me acuerdo de nada sobre sus películas fracasadas: “Es horrible. Es doloroso y mortificante. Es solitario y triste. Un par de mis fracasos se convirtieron en éxitos de culto, que es la última esperanza para un fracaso, pero la mayoría de mis fracasos siguieron siendo fracasos. Los fracasos permanecen contigo de una manera distinta a los éxitos. Te torturan. Les das vueltas y vueltas”.

Un día a finales de los 90 me propusieron pinchar en la pequeña sala de arriba en el Rocamar, mítica discoteca de Gijón ya fallecida. El programador del local, henchido de optimismo, había imprimido unos carteles que jugaban en tonos lilas, verdes y blancos con la imagen de un astronauta caminando por la luna y el titular de Weird Music bajo mi nombre. Invité a un amigo a cenar centollo, cabrales y sidra, y camino del Rocamar divisé el flyer pegado en la puerta de una hamburguesería, lo cual llenóme de jacarandoso regocijo.

Llegó la fiesta y no lo fue tanto. La afluencia de público en mi sesión se movía entre una y ninguna persona, mientras en la sala de abajo bullía el jolgorio a ritmo de house.

De vez en cuando alguien se asomaba por la escalera y, como todo lo que había que ver era yo con unos vinilos, no tardaban en darme por visto y regresar a la jarana. Y eso incluye al amigo al que había invitado a cenar. Así que apliqué el pragmático principio del fraude DJ: “Cuando pincho soy el que mejor se lo pasa, incluso si hay gente”.

Al cabo de unas semanas pasé por delante de aquella hamburguesería y resulta que el cartel seguía pegado porque el negocio había cerrado por liquidación. La prueba de mi fracaso estaba eternamente expuesta en un local abandonado para recordarme que un día pude reinar y no llegué a nada. Nora Ephron estaría orgullosa de mí.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento