Cartas cinéfalas: Las notas de voz de Patrizia Reggiani para Lady Gaga

Lady Gaga y Patrizia Reggiani
Lady Gaga y Patrizia Reggiani
Cinemanía

“Querida Lady Gaga, aquí Patri. ¡Que vas a hacer de mí! ¡Qué ilusión! No se me ocurre a nadie mejor para interpretarme. En cuanto me enteré se lo dije a todo el mundo ¿Y sabes lo que me soltó mi amiga Constanza? Que tenías los “ojicos” juntos y la nariz muy grande. Que sí, que es verdad, pero... ¿qué importa eso? No hace falta ser guapa para ser buena actriz. Lo que le pasa a Constanza es que es una envidiosa de merda y está rabiosa porque de ella nadie va a hacer un biopic [ríe]. A la pobre, lo único interesante que le ha pasado en su vida es un esguince que se hizo bajando la escalinata del Duomo [ríe]. Bueno, no me enrollo más, que tendrás mucho follón. Que no dudes en llamarme si quieres que te eche una mano. Un besito”.

“Hola, soy yo otra vez. Te dejé un mensaje antes pero como todavía no me has contestado, pues… ¡Por cierto, me encanta tu mote! Lady Gaga, Gaga, Gaga, Gaga… ¡Suena genial! Me encantaría tener uno así de pegadizo; yo que sé… Lady Gugú, por ejemplo. A mi me llaman la viuda negra y te reconozco que me da un poco de rabia porque por un perro que maté… [ríe] ¡Ay, joder! ¡Soy de traca! Oye, nada, que reitero la oferta: si necesitas algo de mí, aquí me tienes”.

“Oye, Lady Gaga, perdona que te moleste otra vez. Es que te he estado googleando y me he quedado muerta con tu vestido de carne [ríe]. ¡Madre mía! ¡Qué cosas se te ocurren! ¡Eres una artista! ¿Sabes cómo llaman al filete a la milanesa en Asturias? ¡Lo llaman ‘cachopo’! Y… Perdona, que se me ha ido la olla a Camboya… ¿Por qué te decía esto? ¡Ah, sí! ¿Cómo es el vestuario que te van a poner? Recuerda que soy una chica del norte, ¡que no te vistan como si fueras una mamarracha napolitana! ¡Verde y rojo patada en el ojo! Oye, llámame, que hablemos”.

“Perdona, que igual me has llamado, pero es que justo estaba hablando con mi abogado… Que me propone reducirme la pena a cambio de servicios para la comunidad y, claro, le he dicho que a un altro cane con quell´osso; yo no he trabajado en mi vida. En fin… como se suele decir: ¿qué son mil abogados en el fondo del mar? Un buen comienzo”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento