GUILD WARS 2: ¡Qué guerra tan fantástica!

GUILD WARS 2: ¡Qué guerra tan fantástica!
GUILD WARS 2: ¡Qué guerra tan fantástica!

Es difícil escribir sobre Guild Wars 2. Principalmente porque supone dejar de jugar para ponerse a escribir. Qué enganche. Y es todo un mérito, porque Guild Wars 2 supone algunas pequeñas novedades a otros grandes títulos del genero. La principal: la total libertad que siente el juegador, desde que empieza su aventura, para hacer lo que quiera cuando quiera (eso incluye la trama principal y los combates, así como su relación con otros jugadores y personajes.)

Guild Wars 2, como su predecesor, tiene una desbordante personalidad. Tal vez sea por su reconocible desarrollo gráfico, tal vez sea porque parece tomarse a sí mismo algo más en serio que su directo competidor. En cualquier caso, en BAZINGA! nos tiene completamente absortos. Y además, no hace falta pagar una y otra vez para poder jugar.

La historia, podemos resumirla en una idea muy atractiva: un montón de gente crea un personaje a su gusto y medida, y se junta con otro montón de gente para vivir aventuras en el mundo virtual de Tyria. Y si la cosa se da bien, matar a algún que otro temible y ENORME dragón de eras primigenias.

La facilidad para meterse en el juego y engancharse es inmensa. Una vez que creas tu personaje entre cientos de posibilidades y lo configuras a tu gusto, ya estás metido en arena, realizando misiones secundarias, ayudando a otros jugadores, explorando y escribiendo tu propia saga épica. La jugabilidad es prácticamente impecable. ArenaNet ha sabido hacer un juego apto para primerizos y para veteranos, quienes se sentirán cómodos viajando de un lado a otro de este INMENSO mapa. Tal vez esa sea mi faceta preferida del juego: más que los combates y las batallas, la exploración. Hay paisajes y escenarios en Guild Wars 2 tan imaginativos que es imposible que no se queden para siempre en la memorias de los jugadores. Eso no le quita mérito a esas batallas que citaba antes, porque los combates son épicos y multitudinarios. Y en cuanto formas un equipo bien avenido y variado, comienza una mecánica de juego que mezcla hechizos imposibles con extraordinarias armas de fuego y legendarios filos de leyenda blandidos por temibles guerreros. No sólo es un espectáculo, también es divertido. Y efectivo.

Una vez se ha hecho justicia a lo divertido y práctico que es el juego, hay que destacar el trabajo de Daniel Dociu y todo su equipo creativo, que ha sido capaz de crear un universo fantástico original, poderoso y llamativo, algo muy difícil en el sobreexplotado mundo de la fantasía épica, y más en un mercado que tiende a replicarse a sí mismo (echadle si no un vistazo al video de ahí arriba).

Para ser completamente justo con el juego (y con los jugadores) tenemos que decir, que como suele pasar en los juegosde PC, para sacarle todo el jugo a este título necesitarás un ordenador más bien potente. Que sí, que vas a poder jugar Guild Wars 2 en el PC de oferta del Hipercor que te compraste el verano pasado y pasarlo bien, pero con una configuración más bien ramploncilla. Con un ordenador potente podrás disfrutar de un auténtico espectáculo.

Guild Wars 2 es un juego perfecto para todos aquellos que quieran introducirse en esto de los juegos masivos de rol por red, y también, perfecto para los veteranos con ganas de seguir viviendo aventuras. Por mi parte estoy deseando terminar de escribir este texto para volver a jugar...

Esto es BAZINGA!, donde quiero ser un misterioso hombre-planta que sigue el camino del ninja y hacer justicia contra los opresores oligarcas...

Sigue a los ninjas de BAZINGA! en su Twitter y en Facebook.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento