El desalojo «modélico» en Jun

Ni tanto, ni tan poco. En un país como España en el año 2005, parece mentira que, refugiándonos en el derecho de una vivienda, todavía ocurra esto. No veo bien que gente te eche de casa a la fuerza, pero tampoco veo bien que no tengan dónde vivir. Soy soltero y con mi sueldo de 700 euros brutos al mes, no puedo pagar yo solo una hipoteca.

La vivienda es un derecho y se ha hecho un negocio, culpables todos. Vendemos a precio de oro y las inmobiliarias comisionan a precio de oro. No somos inversores, somos trabajadores. Mi padre podía pagar él solo la hipoteca y sobraba para vacaciones.

Ahora un padre solo no puede pagar una hipoteca. Yo tengo suerte porque vivo con mi madre. Gracias a ella no duermo debajo del puente.