Funcionarios, carne de cañón

Me indigna ver cómo este colectivo es carne de cañón para todo el mundo, alegando «nosotros les pagamos con nuestros impuestos». Los funcionarios también pagamos impuestos. Ahora nos toca sufrir la envidia por la prejubilación y más días de permiso por paternidad.


Señores, los funcionarios tenemos nuestro propio régimen, al igual que el resto de trabajadores se rigen por su convenio; así que las quejas, a su respectivo patrón, como los funcionarios hemos hecho cuando nos congelaron el sueldo. ¿Defendieron ustedes entonces nuestro derecho a una subida salarial?.