Planes para el verano: las mejores playas de Girona

La Boadella, en Lloret de Mar
El entorno de la Cala La Boadella todavía se conserva bastante virgen. (CostaBrava.org)
  • Desde Blanes hasta Portbou, su litoral nos regala multitud de calas maravillosas.
  • Estas son buen ejemplo: Aiguablava, Aigua Xelida, El Castell, Portitxol y La Boadella.

Desde el Pirineo hasta las playas y calas de la Costa Brava, toda la provincia de Girona muestra una diversidad natural que resulta especialmente atractiva para el turista. Desde Blanes hasta Portbou, el litoral gerundense nos regala multitud de calas maravillosas. Es dificil elegir, pero había que hacerlo. Si estás veraneando en Girona, estas cinco playas no te van a decepcionar.

Aiguablava (Begur)

La más meridional de las playas de Begur es para toda la familia. Por sus aguas poco profundas y tranquilas, y por la variedad de servicios que tiene. La playa dispone de baños y duchas adaptados, y ofrece la posibilidad de disfrutar practicando distintas actividades náuticas. Aiguablava es de arena fina y casi el doble de ancha que de larga. Hay un aparcamiento justo al lado, de pago durante el verano.

Aigua Xelida (Tamariu)

Entre rocas y pinos que llegan casi a la orilla, esta pequeña cala (25 metros de largo por 12 de ancho) tiene unas vistas son espectaculares. Está situada al norte del núcleo de Tamariu, a kilómetro y medio desde la playa de esa localidad. Es de arena fina, pero igual de atractivas son sus rocas. Para disfrutarla hay que pasear por el camino de ronda, entre los árboles retorcidos por el viento.

El Castell (Palamós)

Esta playa está integrada dentro del espacio de interés natural de Castell-Cap Roig y a pocos metros del poblado ibérico de Castell. Son más de 300 metros en línea recta de arena fina. Alejada del núcleo urbano, la playa ofrece sin embargo un gran número de servicios. Además de bucear en el agua, hay que pasear por el entorno: los pinos son una constante del paisaje. Hay un amplio aparcamiento a poca distancia, de pago en verano.

Playa de Portitxol (L'Escala)

La playa tiene una extensión de 255 metros, es de arena fina y detrás de ella se encuentra el histórico portal de Empúries. Es, sin duda, un entorno espectacular: junto al paseo marítimo de Empúries y al lado del Museo de Arqueología. Unas escaleras de madera nos llevan hasta un mirador con vistas a la bahía de Roses, a la costa de Empúries y al núcleo urbano de l'Escala. El aparcamiento más cercano, situado al lado del hostal, es de pago durante el verano. Una buena alternativa es llegar hasta la playa paseando por el paseo de Empúries.

La Boadella (Lloret de Mar)

Al leer Lloret de Mar alguno habrá torcido el gesto, pero también en esta popular localdad de la Costa Brava hay buenas playas. De hecho, La Boadella tiene un entorno que todavía se conserva bastante virgen en sus 250 metros de longitud. De arena gruesa, esta cala es tranquila pero dispone de los servicios mínimos necesarios y tiene bandera azul. Durante muchos años ha sido nudista, ahora ya no sólo. No se puede llegar en coche; hay que dejarlo en la carretera que va hacia la ermita de Santa Cristina.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3101642/0/planes-verano-mejores-playas-girona/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR