Luchando por ser madres, el camino de la fecundación in vitro

Luchando por ser madres, el camino de la fecundación in vitro

Fecundación in vitro
Una bióloga del centro Ginefiv examina en el laboratorio un óvulo recién extraido. (M.T.)

El ritmo de vida de la mujer ha cambiado mucho en muy pocos años. Ahora es frecuente, y lógico, que se desee acabar unos largos estudios universitarios, afianzarse en el trabajo y lograr cierta estabilidad sentimental y profesional antes de decidirse a tener hijos. Eso conlleva que la edad a la que se es madre se haya elevado notablemente.

En estos momentos las españolas son madres por primera vez a los 29 años, pero el INE ha pronosticado recientemente que la tendencia actual de tener los hijos cada vez más tarde seguirá creciendo hasta el punto de que, a finales de la próxima década, la edad media de la primera maternidad superará los 31,1 años.

Cada vez menos madres y cada vez mayores. Y aunque la edad no es, obviamente, la única causa de los problemas de fertilidad de una pareja, es uno de los factores que conduce a más mujeres a someterse al proceso de la fecundación in vitro: cada año se realizan en España 50.000 ciclos de fecundación in vitro (en 2004 no llegaron a 15.000) y 23.000 inseminaciones artificiales, dos tercios en centros privados

¿Cuándo se considera que una pareja no es fértil?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuando lleva más de un año manteniendo relaciones sexuales sin protección y sin éxito. En materia de concepción, el tiempo es oro.

Se calcula que el 15% de las parejas españolas en edad fértil tienen problemas para concebir de manera natural. Aproximadamente entre el 30% y el 40% de los casos la infertilidad es achacable al hombre y entre el 40% y el 50% a la mujer. Pero aún en muchos casos no se sabe a ciencia cierta el origen de la incapacidad para engendrar.

¿Qué es la fecundación in vitro (FIV)?

El 7% de los niños nacidos en España vienen al mundo gracias a las técnicas de reproducción asistida Consiste en extraer óvulos y unirlos luego a los espermatozoides en el laboratorio. Los primeros casos de niños nacidos mediante FIV (la británica Luise Brown en 1978 fue la primera del mundo, Victoria Ana en 1984 la primera española) fueron conocidos como 'bebés probeta'.

El tratamiento dura entre 15 y 20 días  y cada ciclo (cada intento) cuesta unos 5.000 euros, unos 6.000 si se precisa donación de óvulos.

¿Lo cubre la Seguridad Social?

Sí, pero numerosas parejas acaban en clínicas privadas al saber que se enfrentan a listas de espera de entre uno y cuatro años, a mayores limitaciones por edad o por número de intentos.

Un informe sobre infertilidad y tratamientos en España elaborado por la Asociación pro derechos civiles, económicos y sociales (ADECES) en 2008 con datos facilitados por los 269 centros que realizan algún tipo de técnica de reproducción asistida, localizó un tiempo medio de espera en los centros públicos para una fecundación in vitro de 493 días, con un máximo de casi cuatro años (1.440 días) en el Hospital Doce de Octubre de Madrid, y uno mínimo de 90 días en el Teresa Herrera de Coruña.

¿Qué edad media tienen las mujeres que recurren a esta técnica?

Unos 38 años, aunque hay mujeres de menos de treinta y también bastante más mayores. El tope de edad por arriba que manejan en muchas de estas clínicas son los 49/50 años, aunque fuera viable con más edad y la ley no lo impida.

"La ley no dice nada, pero hay una recomendación de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida española de respetar los límites naturales de entre 48 y 50 años", explica la doctora Victoria Verdú, coordinadora de ginecología de Ginefiv (una clínica de fertilidad que en 20 años ha ayudado a nacer a más de 25.000 niños).

No obstante, la doctora Verdú quiere transmitir el mensaje de que no hay que dormirse en los laureles: "Por mucho que en los medios de comunicación sean noticia con cierta regularidad madres con bastante más de 50 años, por desgracia la fertilidad de la mujer tiene un periodo de tiempo muy limitado y muchas de las que optan o se ven obligadas a retrasar el momento de ser madres creyendo posible un embarazo con más de 40 años pueden encontrarse con que ya no es factible".

Se puede conseguir un embarazo después de una ligadura de trompas mediante fecundación in vitro

¿Cuál es el porcentaje de éxito de la fecundación in vitro?

De todos los procesos de FIV iniciados, normalmente el 60% concluyen con éxito en forma de bebé.

Está directamente relacionado al número de intentos: el 80% de las que realizan cuatro intentos acaban logrando un embarazo. Y en el caso de los procedentes de óvulos donados, procedentes de mujeres jóvenes y sanas, el éxito es algo superior.

¿Y cuántos intentos se pueden llevar a cabo?

La doctora Verdú explica que "la ley no indica nada, pero la sensatez dice que tres o cuatro, hasta cinco como mucho. Es emocionalmente duro y económicamente caro".

Además, también hay mujeres que recurren a la fecundación in vitro que jamás podrán gestar a su hijo por mucho que lo intenten.

¿Se puede elegir el sexo del embrión?

No, solo en el caso de enfermedades como la hemofilia puede estar indicada la implantación de un embrión de un sexo determinado.

¿Cuántas donaciones de óvulo o esperma puede hacer una misma persona?

En España no puede haber más de seis nacidos vivos de un mismo donante.  El problema, como destaca la doctora Verdú, es que "cada clínica lleva su registro de donantes, pero no hay un registro nacional pese a que se lleva años hablando de hacerse". Eso se traduce en que un donante podría recorrer todas las clínicas de España ayudando a la concepción de seis bebés en cada una de ellas.

¿Se puede elegir como donante a un amigo o familiar?

No. El donante debe ser anónimo y desinteresado, los mil euros que puede recibir una donante de óvulos son en concepto de compensación por las molestias: analíticas, tratamiento hormonal y punción.

Los defensores de poder elegir donante alegan que un ser humano adulto que desea ser padre tiene todo el derecho del mundo de elegir de manera consciente las características que desea para su descendencia y que así se puede tener una carga genética similar y/o conocida, seleccionando hermanos o padres como donantes.

Aquellos que ponen reparos hablan de lo complicado que puede ser que, por ejemplo, el tío del niño sea también su padre biológico.  Las implicaciones emocionales pueden ser muchas, tanto para los adultos como para el niño.  Además: ¿qué pasaría si la relación que hoy era excelente con esa persona luego cambia?.

¿Varía mucho la legislación de fertilidad asistida de un país a otro?

Muchísimo. En España la normativa es muy flexible, la única práctica descartada es la del útero subrrogado, conocido normalmente como madre de alquiler. En cambio en Italia es tremendamente restrictiva,  no se puede ni donar óvulos ni semen ni hacer diagnóstico genético preimplantacional.  Eso obliga a las italianas que desean ser madres a viajar a otros países de su entorno, ya que nada impide que una pareja de un país acuda a una clínica privada de fertilidad en otro.

 De hecho hay países europeos aún más flexibles que España. Bélgica por ejemplo, fue el primer país en permitir que se seleccionase el sexo del niño en 2003. En el Reino Unido es posible seleccionar a un conocido o familiar como donante. Y hay parejas españolas (y de otros muchos países) que viajan para someterse allí a la fecundación in vitro.

¿Qué criterios utilizan las clínicas para seleccionar donante?

La etnia es coincidente y procuran que el fenotipo, es decir, los rasgos físicos sean similares. Dos padres altos, rubios y de ojos azules tendrán como donante, siempre que sea posible, alguien rubio, alto y de ojos azules.

De hecho esa es la única información que los futuros padres reciben del donante por parte de la clínica.

Obviamente, el donante pasa por toda una batería de pruebas médicas, que incluyen un cariotipo genético completo, e incluso por un estudio psicológico.

¿Cuántos embriones se suelen implantar?

Se suelen implantar dos, aunque se tiende cada vez más a implantar uno para evitar los riesgos y los costes de un embarazo múltiple. Muy raramente se implantan tres. De hecho, la doctora apunta que con la crisis se está incrementando el número de parejas que piden solo uno.

¿Qué sucede con los embriones vitrificados sobrantes?

La ley establece que, si no quieren más hijos, y han sobrado embriones, hay tres supuestos: se pueden donar a otras parejas, se pueden dedicar a investigación o se pueden destruir, pero solo en el supuesto de que los progenitores tuvieran una enfermedad muy grave hereditaria y son precisos informes de dos especialistas de otro centro. Y hay una salvedad, si el embrión procede de un óvulo de una mujer que tenía más de 35  años, no se puede donar a otras parejas.

La fecundación in vitro, paso a paso

Lo primero es obtener los óvulos. La fase de estimulación ovárica dura entre 8 y 10 días. Se suelen extraer entre 7 y 12 óvulos mediante una punción que dura unos 15 minutos bajo control ecográfico y anestesia local.

Como curiosidad, la hormona estimulante de la ovulación (FSH) que se usa para llevar a cabo esta estimulación suele obtenerse de la orina de mujeres menopásicas, que la tienen en elevadas concentraciones. Resulta paradógico y a la vez hermoso que  sean mujeres que están abandonando el periodo fértil de su vida las que contribuyan a que otras puedan ser madres.

La fecundación in vitro puede ser convencional o mediante microinyección (inyección intracitoplasmática es el nombre oficial).

La FIV convencional consiste en poner en contacto el óvulo con unos 25.000 espermatozoides, ya sean del hombre que desea ser padre o de un donante, y dejar que la naturaleza siga su curso, solo que fuera de un útero. La FIV por microinyección tiene lugar cuando el esperma es de mala calidad, en ese caso se selecciona un espermatozoide óptimo y se inyecta directamente en el óvulo.

Por otro lado la fecundación, sea convencional o microinyectada, puede llevarse a cabo con los óvulos propios o con óvulos de donante. Normalmente el éxito es mayor con óvulos de donante, ya que son de mujeres sanas y más jóvenes.

Otra curiosidad: cuando se utilizan óvulos donados el proceso se suele hacer en vivo, es decir, sincronizandos el ciclo de la receptora con el de la donante. "Con los riesgos del directo. A veces ocurre que la donante tiene un contratiempo o hacemos la punción y los ovocitos no están bien", como apunta la doctora Verdú. Se hace así porque vitrificar óvulos, que son una células muy grandes y frágiles, es más delicado que congelar esperma o embriones.

Tener menstruaciones regulares no significa que los óvulos sean de buena calidad Es decir, hay muchas posibles combinaciones de las siguientes variantes: óvulos propios, óvulos donados, esperma propio, esperma donado, fecundación convencional, fecundación microinyectada.

El objetivo en cualquier caso es lograr embriones viables.

De todos los óvulos expuestos a esperma, el porcentaje de éxito (entendiéndolo como la obtención de un embrión viable), es de entre el 60% y el 70%.  Se implantan de uno a tres y el resto, de haberlos, se reservan criogenizados para futuros ciclos en caso de que el primer intento falle, o para futuros embarazos.

El embrión se suele implantar a los dos o tres días, por vía vaginal y sin anestesia. El blastocito no puede permanecer fuera del útero más de 5 o 6 días, normalmente al quinto día es perentorio que el óvulo se implante o muera, a menos que se criogenice.

Tras la implantación la mujer debe tomar una medicación vía vaginal de progesterona, durante otros quince días.

GLOSARIO

  • Anovulación  y Azoospermia. Ausencia de ovulación o de espermatozoides en el eyaculado.
  • Capacitación espermática: se separa el plasma seminal, se seleccionan lso espermatozoides y se examinan para seleccionar los de mayor movilidad concentrados en una pequeña cantidad.
  • Criopreservación o vitrificación. Almacenamiento de óvulos, esperma o embriones a -196 grados.
  • Diagnóstico genético preimplantacional (DGP). Es una técnica diagnóstica para seleccionar embriones sanos, consiste en extraer una de las ocho células del embrión y analizarlas.
  • Estimulación ovárica: tratamiento hormonal orientado a conseguir entre 7 y doce óvulos maduros.
  • Gametos: las células reproductivas humanas, es decir, el espermatozoide o el óvulo (ovocito).
  • 'Hatching' asistido. El 'Hatching' es el anidamiento del óvulo en el útero, si es asistido consiste en abrir un diminuto agujero en la cubierta del embrión para facilitar la implantación.
  • IMSI: es la inyección introcitoplasmática de espermatozoides seleccionados morfológicamente. Es decir, fecundación in vitro microinyectada habiendo seleccionado previamente el espermatozoide ideal mediante un microscopio de hasta 400 aumentos.
  • Inseminación artificial: consiste en depositar de forma artificial los espermatozoides dentro de la cavidad uterina en el momento indicado de la ovulación.
  • MACS. Técnica de selección delular inmunomagnética. Muy resumido se trata de imantar los espermatozoides destinados a morir para extraerlos del semen y que solo queden los sanos.
  • Oosight. Consiste en visualizar la estructura interna del óvulo para distinguir  a los que no son aptos. Especialmente indicada en óvulos de mujeres mayores y en óvulos desvitrificados.
  • Punción ovárica: se trata de extraer los óvulos del interior de los folículos que hayan madurado en los ovarios. Dura unos 15 minutos y se hace con anestesia local.
  • TESA: en hombres que no tienen eyaculaciones se puede aspirar el tejido de los testículos para intentar encontrar espermatozoides viables. 


Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1399501/0/luchando-por-ser/madres/fecundacion-in-vitro/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios