Logo del sitio

Oktoberfest, vuelve la gran fiesta de la cerveza

Oktoberfest de Múnich, la mayor fiesta de la cerveza del mundo.
Oktoberfest de Múnich, la mayor fiesta de la cerveza del mundo.
Getty Images

El origen de la Oktoberfest de Múnich se remonta al año 1810, cuando las celebraciones de la boda entre el príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo gustaron tanto a los muniqueses, que decidieron repetir la fiesta cada año. El lugar para divertirse siempre es el mismo, el parque Theresenwiese, situado al suroeste del centro y llamado así en honor de la princesa. Las principales marcas elaboran cerveza especial para la ocasión y en el recinto ferial se instalan catorce grandes carpas que dan cobijo en su interior a unos cien mil asistentes. En su interior se bebe, se come y se baila, con la mayoría de los asistentes ataviados con los trajes típicos bávaros.

Durante las dos semanas que dura la fiesta, la capital bávara recibe unos seis millones de visitantes y se consumen otros tantos litros de cerveza
Baile tradicional bávaro en una carpa de la Oktoberfest.
Baile tradicional bávaro en una carpa de la Oktoberfest.
Getty Images

El típico atuendo

Si no se dispone del atuendo, se puede alquilar en alguna tienda de Múnich: zapatos, calcetines, medias, pantalón tirolés (llamado lederhosen, de cuero y con tirantes), camisa y pañuelo para ellos, y el dirndl para las mujeres, compuesto de busa y corsé en la parte superior y falda y delantal en la inferior. Los hombres pueden completar su atuendo con el tractenhut, el sombrero alpino de fieltro. Los precios varían en función de la calidad de las prendas escogidas, pero no suelen ser baratos.

Vista aérea del recinto ferial de la Oktoberfest en Múnich.
Vista aérea del recinto ferial de la Oktoberfest en Múnich.
Getty Images/iStockphoto

Atracciones para todos

Las 46 hectáreas del parque Theresenwiese albergan también numerosas atracciones y puestos de comida para el disfrute de mayores y pequeños. También una comisaría con calabozos para quienes se pasen de la raya. Durante las dos semanas que dura la fiesta la capital bávara recibe unos seis millones de visitantes y se consumen otros tantos litros de cerveza. Pero la Oktoberfest es mucho más. El día 18 hay un gran desfile de carrozas y compañías de los denominados Riflemen (fusileros), que comienza en la céntrica calle Maximilianstrasse.

Turismo por Múnich

El centro de Múnich es agradable y sencillo de recorrer. La plaza de referencia es Marienplatz, dedicada a la Virgen María y que alberga el imponente Nuevo Ayuntamiento (Neues Rathaus). En su torre, tres veces al día (a las 11, a las 12 y las 17 horas) las figuras del Glockenspiel danzan una singular representación. En los alrededores de Marienplatz hay que encontrar el Viktualienmarkt, el mercado de alimentos más antiguo de Múnich, que data de 1807 y acoge unos 150 puestos de comidas y bebidas. Otra visita imprescindible es el símbolo de las animadas tabernas de Múnich, la Hofbräuhaus, que data de 1589. En su planta baja, con capacidad para mil clientes, se llegan a servir diez mil litros de cerveza al día.

Plaza de la cervecería Hofbrauhaus, la más antigua de Munich.
Plaza de la cervecería Hofbrauhaus, la más antigua de Munich.
Alberto Masnovo

Terrazas y parques

Los menos amantes de la cerveza pueden alejarse un poco del centro hasta la bella Odeonsplatz y disfrutar de la terraza del café Tambosi. O adentrarse y ocupar una mesa entre los tilos del parque Hofgarten y sentirse como un ciudadano del siglo XIX. La Odeonsplatz está cerca del barrio bohemio de Schwabing, con la imponente Siegestor o Puerta de la Victoria como referente. Como casi todos los monumentos de Múnich, la Siegestor fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruida luego tal cual era. Solo cambió la inscripción, que refleja el sentir histórico de los muniqueses: “Dedicada a la victoria, destruida en la guerra, una súplica de paz”. Al este de Schwabing conviene echar un vistazo al Englischer Garten, el parque urbano más grande de Alemania, mayor que el Central Park de Nueva York.

Carpa de la Oktoberfest.
Carpa de la Oktoberfest, con música en directo.
Britta und Ralph Hoppe

También en Madrid

La fiesta de la Oktoberfest se ha vuelto tan popular que tiene su réplica de celebración en otros lugares del mundo. Por supuesto en aquellos con gran presencia de alemanes, como el caso de las islas Baleares, pero también está cogiendo fuerza la que se celebra en ciudades como Madrid. Este año la capital española acogerá su particular fiesta de la cerveza entre los días 6 y 8 de octubre y tendrá como escenario el recinto del WiZink Center. Habrá música en directo y comida bávara y conviene reservar mesa con antelación para disfrutar de la auténtica fiesta alemana de la cerveza. Más información en www.germany.travel

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento