La preocupación por la mala salud de Steve Jobs crea incertidumbre sobre su sucesión

  • Apple rechazó una resolución que habría forzado a la compañía a revelar sus planes de sucesión en caso de que la baja médica de Jobs se convierta en permanente.
  • Según los expertos, el nombramiento de Tim Cook como jefe de operaciones en ausencia de Jobs le ha convertido en el mejor posicionado como sucesor.
Steve Jobs durante una presentación.
Steve Jobs durante una presentación.
ARCHIVO

Los accionistas de Apple rechazaron el miércoles una resolución que habría forzado a la compañía a revelar sus planes de sucesión en caso de que la baja médica de su consejero delegado, Steve Jobs, se convierta en permanente.

La compañía celebró su junta anual de accionistas en Cupertino (California) con la notable ausencia de Jobs, que el 17 de enero anunció que se ausentaría un tiempo de sus funcionesdebido a problemas médicos.

El plato fuerte del día fue la votación de una resolución que obligaba a la cúpula de Apple a revelar el nombre del sucesor de Jobs, y que fue rechazada por los accionistas según las primeras informaciones de la junta ofrecidas por la compañía. Apple, que había indicado que divulgar los planes secretos podría suponer un impulso para la competencia y perjudicar la permanencia de sus propios ejecutivos, no reveló los resultados exactos de la votación.

Según sus promotores, la resolución trataba de añadir transparencia a una de las compañías tecnológicas más herméticas del país y relajar la incertidumbre provocada por la baja de Jobs, convertido en el "cerebro" de Apple dada su alta implicación en exitosos proyectos como los reproductores iPod o el teléfono iPhone.

"Apple tiene la responsabilidad de ser sincero con sus accionistas sobre cómo manejaría una vacante de su consejero delegado", dijo en la junta Jennifer O'Dell, directora adjunta de la Unión Internacional de Trabajadores de Norteamérica, que apoyaba la resolución.

La baja médica de Jobs, que ya se ausentó de sus funciones en 2004 debido a un cáncer de páncreas y en 2009 por un nuevo tumor, ha dejado pocas esperanzas a los accionistas de que el principal ejecutivo de la compañía vuelva a ocupar su puesto, sobre todo porque no ha anunciado una fecha aproximada para su regreso.

Según los expertos, el nombramiento de Tim Cook, de 48 años, como jefe de operaciones en ausencia de Jobs le ha convertido en el mejor posicionado para sucederle de forma permanente, aunque en esa carrera también suenan otros nombres, como el del vicepresidente de mercadotecnia global, Philip Schiller.

Los accionistas sí dieron el visto bueno a una segunda resolución sobre los procedimientos de votación dentro de la compañía, que les permitirá decir que no a propuestas que hayan sido aprobadas por mayoría dentro del entorno directivo.

Jobs fue fotografiado la semana pasada a la salida del centro médico para enfermos de cáncer "Stanford Cancer Center" situado en Palo Alto, donde recibió tratamiento el fallecido actor Patrick Swayze, lo que hizo saltar las alarmas ante la posibilidad de que el consejero delegado padezca un nuevo tumor. Sin embargo, el asunto de la salud de Jobs estuvo prácticamente ausente en el orden del día de la junta, cuyos accionistas se limitaron a desearle una "pronta recuperación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento