Julian Assange
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, durante una rueda de prensa en Ginebra (Suiza) el 4 de noviembre de 2010. Martial Trezzini / EFE

La web de Wikileaks, que está filtrando documentos secretos de Estados Unidos, encontró refugio en un servidor suizo después de que el estadounidense Amazon le expulsara, informan medios galos. El propio portal ha comunicado a través de su cuenta en Twitter que ha alojado su espacio web con las documentos del Departamento de Estado de EE UU en una dirección IP de Suiza (http://213.251.145.96/).

El portal explicó que había sido desalojado por la empresa estadounidense Everydns, la empresa que le proporcionaba los servicios DNS (sistema de nombre de dominio). Everydns alegó en un comunicado que los ataques masivos de los que era objeto Wikileaks.org ponen en peligro a los otros casi 500.000 sitios web que utilizan sus servicios.

Varios grupos han dejado de alojar a Wikileaks, bien por las presiones, bien por los ciberataques

El jueves, la empresa estadounidense Tableau Software, cuyo software ha sido utilizado por Wikileaks para crear y publicar gráficos relacionados con los centenares de telegramas confidenciales del departamento de Estado estadounidense, retiró también su soporte técnico a la página de Julian Assange. En su blog, la citada firma explicó que el miércoles por la tarde retiró "visualizaciones de datos publicados por Wikileaks", en respuesta a una petición pública del senador independiente por Connecticut Joe Lieberman, que preside el Comité de Seguridad y Asuntos Gubernamentales del Senado de EE UU.

Según la web especializada Gizmodo, el servidor OVH, con base en Roubaix, al norte de Francia, acoge a wikileaks.org desde ayer, una información no reconocida oficialmente por los interesados. OVH, que en el pasado ya mostró su compromiso con la libertad de expresión, decidió albergar a la polémica web estadounidense después de que Amazon decidiera ayer no seguir dándole cobijo, según algunos medios, por presiones gubernamentales.

Previamente otra compañía estadounidense, Amazon, dejó de acoger la página de Wikileaks, también a raíz de que Lieberman reprochase a la empresa su relación con la página web dedicada a la filtración y difusión de documentos comprometedores y cuyo responsable Julian Assange se encuentra en paradero desconocido.

Para garantizar su distribución, Wikileaks se había albergado en dos servidores, el sueco Bahnhof, muy comprometido con la libertad de expresión, y el estadounidense Amazon, ahora sustituido por OVH.