Historias de miedo para pasear por pueblos abandonados

  • Dos de cada tres pueblos abandonados están en Galicia y Asturias.
  • No hay certezas sobre los sucesos paranormales de Ochate y La Cornudilla.
  • La Guerra Civil destrozó Belchite y se han grabado psicofonías de la batalla.
Los muros descascarillados, como los de la Iglesia, hablan de lo que ocurrió en Belchite.
Los muros descascarillados, como los de la Iglesia, hablan de lo que ocurrió en Belchite.
Turismo de Aragón

Se calcula que en España hay alrededor de 2.800 pueblos abandonados. La mayor parte de ellos están en Galicia y en Asturias, con 1.200 y 637 aldeas deshabitadas respectivamente. En el extremo opuesto están Málaga, Granada y Zamora, que no registran ninguna. Madrid también cuenta con algún lugar olvidado, como Alamín.

Sobra decir que, pese al nombre que reciben, los pueblos fantasma no están habitados necesariamente por espíritus. Sin embargo, hay casos en los que la historia de la zona, las experiencias extraordinarias de sus gentes y el boca a boca han ido creando leyendas que sirven de reclamo para los aficionados a los sucesos paranormales.

Los pueblos malditos de Ochate y La Cornudilla

Es el caso de Ochate, un pueblo abandonado del condado burgalés de Treviño, que vio crecer su mito a raíz de la publicación de unas fotos con luces extrañas en la revista Mundo Desconocido. Se cuenta que este "pueblo maldito" quedó deshabitado a finales del siglo XIX tras tres misteriosas epidemias de tifus, viruela y cólera que no afectaron a ningún otro pueblo de la comarca. Además, hablan de desapariciones en extrañas circunstancias, como la de un párroco que entró en la sacristía y se esfumó, y existen psicofonías grabadas en las ruinas del lugar en las que se oye "kanpora" ("fuera" en euskera).

De este pueblo, en ruinas, sólo quedan en pie la torre de la Iglesia de San Miguel y una casa. Hace tres años, dos especialistas en la materia revisaron el caso y publicaron el libro "Ochate. Realidad y leyenda del pueblo maldito" en el que se desmontan algunas de las teorías y se aportan más datos sobre determinados sucesos.

La Cornudilla, cerca de Requena (Valencia), es otro lugar enigmático. La historia cuenta que sus últimos habitantes lo abandonaron en los años 50 aterrorizados por lo que allí ocurría. En las casas deambulaban sombras y se oían murmullos y voces, pero nadie encontraba ninguna explicación. Se cuenta que estos sucesos cesaron en todo el pueblo excepto en la Casa del Ruido. Del interior de esta vivienda salían sonidos estremecedores de golpes y cadenas, y algunos objetos eran arrojados contra las paredes por fuerzas desconocidas. A día de hoy, el abandono ha deteriorado los edificios que formaban la aldea y de la Casa del Ruido queda poco más que la estructura.

Los sonidos de la guerra resuenan en Belchite

Mención aparte merece Belchite Viejo, a 49 kilómetros de Zaragoza, que fue campo de batalla en la Guerra de la Independencia y durante la Guerra Civil. Se calcula que esta última dejó un saldo de alrededor de 5.000 muertos en 15 días de batalla. Al terminar la contienda, el bando vencedor decidió no reconstruir la localidad para que las ruinas recordasen la crueldad del enfrentamiento. Pero no sólo los muros descascarillados hablan de lo que ahí ocurrió. Se cuenta que en este lugar se han grabado multitud de psicofonías en las que se pueden oír aviones y bombas, pero también lamentos, súplicas y gritos de vecinos y combatientes.

Belchite Nuevo, que se construyó junto a los restos del pueblo para alojar a los supervivientes tras la guerra, recibe anualmente unos 10.000 visitantes que se acercan a ver el escenario de aquellos crímenes, pese a que no está preparado para el turismo y tiene algunas partes cerradas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento