landia
Islandia es el último territorio virgen del viejo continente. Specialtours.is

Gracias a la popularización de los vuelos de bajo coste, Islandia ha dejado de ser un destino exclusivo para convertirse en una opción asequible para la mayoría. Los datos de 2009 corroboran la tendencia: el turismo creció en el país un 8,3% con respecto al año anterior, hasta superar los 563.000 visitantes, cuando la población total de Islandia ronda los 320.000 habitantes.

Se trata, sin duda, de una gran noticia, pues esta república localizada en el extremo noroeste de Europa es el último territorio virgen del viejo continente. La isla cuenta con 200 volcanes (30 de ellos activos), 700 fuentes termales, 120 glaciares (incluido el tercero más grande del mundo), cientos de géiseres, miles de cascadas, 59 reservas naturales y tres parques nacionales, entre otros atractivos naturales.

No obstante, Islandia tiene mucho más que ofrecer. La capital del país, Reykjavik (‘bahía humeante’, en islandés), es una de las localidades con más encanto de Europa. El viajero que pasee por sus calles podrá disfrutar de un ambiente tranquilo, que recuerda a la comunidad rural que fue hace años.  Aquí no hay espacio para atascos y contaminación. Lo que prima son las amplias zonas verdes. No en vano, Reykjavik fue incluida en el ranking de las 15 ciudades más ‘verdes’ del mundo que elabora la influyente revista Grist.

Reykjavik también es una de muy pocas capitales del mundo en las que se puede disfrutar de diferentes tipos de navegación y vista de animales como ballenas y frailecillos (a 5 minutos caminando del centro).

En el casco antiguo se encuentran los edificios más notables, como el Parlamento, la casa del Gobierno, la Librería y el Teatro Nacional, el Museo Nacional y la Casa Nórdica, proyectada por el prestigioso arquitecto finlandés Alvar Aalto. Si piensa visitar la ciudad, tenga en cuenta que en invierno solo recibe cuatro horas de luz solar y durante la época estival la diferencia entre el día y la noche es inapreciable.

Fuera de la capital, las alternativas son múltiples: trekking, rafting, paseos a caballo, golf, esquí, etc.

Por último, antes de iniciar su viaje, puede visitar la página web Inspired by Iceland, que contiene información práctica sobre el país y webcams situadas en diferentes lugares de la isla, así como música e historias inspiradas por Islandia.