EEI
Imagen de la Estación Espacial Internacional. Archivo

Especialistas del Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia tomaron este martes la decisión de realizar en unas horas una maniobra urgente de corrección de la órbita de la Estación Espacial Internacional (EEI) para evitar una posible colisión de la plataforma con basura espacial.

"Se ha tomado la decisión de realizar una corrección de la órbita de la EEI. Los propulsores comenzarán a funcionar a las 14.25 hora de Moscú durante 180 segundos. Como resultado, la altura media de la órbita de la estación será elevada en aproximadamente medio kilómetro", indicó una fuente del CCVE a la agencia RIA-Nóvosti.

La plataforma pierde entre 100 y 150 metros de altura cada día debido a la gravitación terrestre

Previamente, el portavoz oficial de ese centro, Valeri Lindin, indicó que "si los especialistas del CCVE consideran que la aproximación (de la basura espacial) resulta peligrosa, llevarán a cabo una urgente maniobra de corrección de la EEI". "La situación se considera peligrosa cuando la posibilidad de colisión es de un 0,001 por ciento", precisó el portavoz, citado por la agencia oficial Itar-Tass.

A pesar de que la posibilidad de choque sea tan pequeña, es necesario desviar la plataforma orbital de la trayectoria de vuelo del objeto peligroso, con el fin de garantizar la seguridad de la EEI y de sus tripulantes. La maniobra se realizará con ayuda de los propulsores del carguero Progress M-07M, enganchado al módulo de servicio Zvezdá.

El pasado miércoles, la altura media de la órbita de la EEI fue elevada en 900 metros hasta los 353,3 kilómetros, con el fin de garantizar las condiciones óptimas para el acoplamiento en noviembre del transbordador Discovery. Habitualmente la altura promedio de la EEI oscila entre los 360 y los 330 kilómetros. Pero la plataforma pierde entre 100 y 150 metros de altura cada día debido a la gravitación terrestre, la actividad solar y otros factores, lo que obliga a corregir de manera periódica su órbita.

La actual tripulación de la estación espacial está integrada por los cosmonautas rusos Fiódor Yurchijin, Alexandr Kaleri y Oleg Skrípochka y sus colegas estadounidenses de la NASA Scott Kelly, Doug Wheelock y Shannon Walker.