My TSA
Puede ser una opción para aquellos viajeros a los que los retrasos aeroportuarios saquen de quicio

Llevas una semana en Chicago, donde has ido a visitar a unos familiares aprovechando tus vacaciones. Aún te queda una semana más para disfrutar y hoy se unirá tu pareja al viaje, quien no pudo salir contigo por motivos laborales. En teoría su vuelo llega justo después de comer y tienes que ir a buscarla al aeropuerto local, pero no te apetece llegar allí para tener que estar esperando durante un par de horas, con los ojos fijos en un rótulo electrónico que indica "delayed". No hay problema, ya que con sólo echar un vistazo a My TSA el asunto queda solucionado.

Visitar Estados Unidos resulta atractivo, sea cual sea el destino, las calles de Nueva York, el Mardi Gras de Nueva Orleans o el Gran Cañón. Sin embargo, en los viajes largos siempre está la inquietud producida por los retrasos en los vuelos y por los eternos y, a veces, incomprensibles controles de seguridad (especialmente en EE UU). My TSA ayuda a sobrellevar estos incordios.

<p>My TSA</p>Perteneciente a la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), esta página web proporciona datos facilitados por otros usuarios, como los retrasos en los vuelos, además de otras informaciones, como los objetos no permitidos en el equipaje o las características de los controles de seguridad.

Evidentemente, no necesitas estar delante de la pantalla del ordenador para buscar el dato que necesites. Puedes descargar la aplicación a tu iPhone o teléfono móvil, y así tener la información que quieras cuando quieras. En cuanto a las críticas que se hacen a la aplicación, hay personas que recelan de tener instalada en su teléfono una aplicación del Gobierno estadounidense, y otros viajeros señalan que, en la estimación de los retrasos, al depender de otros usuarios la información a veces no es muy completa.

En todo caso, puede ser una opción para aquellos viajeros a los que los retrasos aeroportuarios saquen de quicio. My TSA no hará que tu avión llegue antes, ni convencerá al policía para que te permita llevar tu líquido para lentillas, pero te tendrá sobre aviso y podrás ahorrarte
unos momentos poco placenteros.