HP
Imagen de los cartuchos de HP indicando donde tiene la fecha de caducidad (Fuente: HP). Archivo
El negocio de las impresoras es parecido al de los videojuegos, las compañías hacen dinero vendiendo cartuchos (o juegos) y no los dispositivos. Para maximizar este beneficio las compañías no ponen reparos en usar cualquier método y ya ha habido enfrentamientos judiciales con empresas como Lexmark que se oponían a que otras compañías pudieran fabricar cartuchos de tinta para sus impresoras.

Ahora ha sido Hewlett Packard la que ha sido denunciada por una mujer en EE UU que acusa a la compañía de limitar la duración de los recambios de sus impresoras.


Los cartuchos van equipados con un chip inteligente destinado a avisar al usuario cuando la tinta se está agotando, pero además la denunciante afirma que los cartuchos están diseñados para que sean inservibles en una fecha determinada y a veces esto ocurre antes incluso de que se hayan usado.

¿QUÉ? Una mujer ha denunciado a HP porque los cartuchos de sus impresoras dejan de funcionar pasado cierto tiempo, aunque no se haya agotado la tinta
El revuelo se ha armado entre los internautas que se han lazando a criticar la práctica de HP y de otras similares como Lexmark.

Para eludir la limitación que llevan los cartuchos existen varios programas como el SSC Service Utilit que sirve para evitar estas restricciones en las impresoras de Epson.

Lo más curioso es que HP parece que no esconde esta práctica, como cuentan en Terablog, un weblog especializado en tecnología.

La compañía informática informa en una página web de que “los cartuchos de tinta de HP tienen un tiempo de vida útil limitado, después de pasado un cierto periodo de tiempo un recambio no será usable”, aunque no dicen cuánto es ese periodo de tiempo.

¿ME AFECTA? Si tienes una impresora HP, Epson o alguna otra marca es probable que te afecte. Para evitarlo existen programas como el SSC Service Utilit para eludir esta limitación en aparatos de Epson
La compañía argumenta que con el paso del tiempo “la tinta puede haber perdido agua y eso puede dañar las cabezas de impresión”.

La demanda, presentada en California, busca una compensación económica por daños, se queja además de que el consumidor no es informado sobre la fecha en cuestión ni de que esta existe.