Google Maps
En la versión web sí aparece una advertencia sobre la ausencia de aceras.

Seguir a pie Google Maps es ya algo habitual. El problema llega cuando el navegador guía por una ruta peligrosa y el viandante no presta demasiada atención ya que puede terminar en accidente. Es lo que le ha ocurrido a una mujer estadounidense, que ha denunciado a Google.

La víctima del atropello ha denunciado también a Patrick Harwood, el conductor que la atropelló

Lauren Rosenberg se desplazaba de 96 Daly Ave hacia 1710 Prospector Ave en Park City, Utah. Como no conocía la ruta, introdujo ambos puntos en Google Maps en su Blackberry y comenzó a seguir las indicaciones del programa de navegación de la compañía del buscador.

El problema llegó cuando Rosenberg anduvo alrededor de media milla por Deer Valley Dr, también conocida como 'highway 224'. Según Search Engine Land, esta carretera no cuenta con aceras para peatones y la mujer fue atropellada por el coche de un hombre llamado Patrick Harwood.

La víctima del atropello ha denunciado a Harwood y a la compañía del buscador. Según ella, Google Maps no la advirtió de que la 'highway 224' no cuenta con caminos especialmente habilitados para peatones. En su denuncia, Rosenberg reclama 100.000 dólares a Google.

En la página web de Google Maps sí que aparece esta advertencia pero Rosenberg reclama que no ocurre así en la aplicación para Blackberry, que era la que estaba usando para desplazarse.