El embajador estadounidense ante la agencia de la ONU dijo que la revelación trae al primer plano las preocupaciones sobre la utilización militar del programa nuclear iraní, pero otros diplomáticos sostienen que hace falta aumentar las indagaciones.

'La transparencia total de Irán es indispensable y esperada desde hace tiempo', declaró el director general del OIEA, Mohamed ElBaradei, en su informe al consejo de gobernadores que se reunirá el 24 de noviembre para valorar si se envía el caso de Irán al Consejo de Seguridad de la ONU, que tiene la capacidad de imponer sanciones.

El informe, al que Reuters tuvo acceso, dijo que entre los documentos entregados al OIEA hay uno sobre 'la fabricación de uranio enriquecido, natural y empobrecido en formas hemisféricas'. Un diplomático europeo lo calificó de 'un libro de cocina' para preparar el corazón de uranio enriquecido de una bomba atómica.

ElBaradei confirmó que Teherán ha iniciado los trabajos para un nuevo suministro de uranio, a pesar de la presión occidental para que suspenda la parte más sensible de su programa nuclear.

Francia, Alemania y Reino Unido, que han negociado con Irán para intentar encontrar un acuerdo - en un proceso que está congelado - se reunieron el jueves en Londres con responsables estadounidenses, rusos y chinos, para discutir si se lleva el asunto ante el Consejo de Seguridad.

También se trató la propuesta rusa, aprobada provisionalmente por el trío europeo y EEUU y acabar así con el 'impasse', de que Teherán pueda seguir produciendo ciertas cantidades de combustible nuclear, si luego lo lleva a Rusia para su enriquecimiento.