Twitter
Un usuario utilizando Twitter. REUTERS

Las reacciones en las redes sociales tras la aprobación este viernes en Consejo de Ministros de la ley que permitirá cerrar y bloquear webs con autorización judicial no se han hecho esperar y han reflejado la indignación de los internautas. Las medidas deberían consistir en apoyar a la industria para adaptar su modelo, no en perpetuar el obsoleto

Las medidas aprobadas, que tienen como fin la protección de la propiedad intelectual y los derechos de autor en Internet, no han sido bien recibidas por los usuarios de la Red y seguidores del manifiesto 'En defensa de los derechos en Internet' y han provocado multitud de comentarios en Twitter, Facebook o en la blogosfera. De hecho, algunos mensajes también critican a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.

Así, en Twitter, donde el flujo de tweets es constante, se podían leer mensajes este viernes como "las medidas deberían consistir en apoyar a la industria para adaptar su modelo, no en perpetuar el obsoleto" o "si pillan a alguien robando 5 CDs no le pueden hacer nada, si te pillan con un enlace te cierran en 4 días, no entiendo nada".

Sobrecarga de la Audiencia Nacional

En el grupo de Facebook 'Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet', que cuenta con más de 200.000 miembros, un internauta se pregunta: "¿Desde cuándo los derechos de autor son más importantes que los derechos de cualquier otro ciudadano?". "Es una vergüenza, todo esto lo está moviendo el dinero y no la cultura", comenta otro usuario. Es una vergüenza, todo esto lo está moviendo el dinero y no la cultura

En la blogosfera también se ha dejado notar la disconformidad con estas medidas propuestas por el Gobierno. Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa y autor de enriquedans.com, titulaba su post sobre el tema "Un torpedo en la línea de flotación del Estado de Derecho".

En Escolar.net, Ignacio Escolar plantea que "la Audiencia (Nacional) es un tribunal excepcional, bastante sobrecargado, que se ocupa de los delitos más graves: el terrorismo, el narcotráfico, la corrupción… Quitar tiempo a estos problemas para que la justicia de la SGAE vaya rapidita y sin frenos legales es de juzgado de guardia".