Se llama comercialmente Google Music, y es uno de los últimos ingenios de la empresa del omnipresente buscador. Este nuevo sistema permite no sólo buscar música sino también escucharla, algo que hasta ahora no se podía hacer.

Para hacer posible esto, Google ha movido sus hilos y ha llegado a acuerdos con diversas compañías discográficas, como Sony Music, Universal, Warner Records, para reproducir in situ la música, informan desde la web especializada en tecnología alt1040.

A partir de ahora, cada vez que se realice una búsqueda -eso sí, de momento sólo en EE UU- aparecerá en los resultados las canciones de diferentes artistas (con la posibilidad de escucharlas), sus discos y, claro está, de ahí el negocio para las compañías, la posibilidad de comprarlos.

De esta forma, y con esta nueva herramienta, Google se lanza al cada vez más jugoso negocio de la música en Internet.