Apple, en la picota por el trasplante secreto de hígado de su presidente Steve Jobs

  • Muchos medios ciritican que Apple ocultó la operación para evitar caídas en las acciones de la compañía.
  • Otros critican la velocidad con la que Jobs consiguió un hígado, pese a las largas listas de espera existentes.
  • Tras el anuncio de la operación, las acciones subieron en el Nasdaq.
Steve Jobs durante una conferencia de Apple.
Steve Jobs durante una conferencia de Apple.
ARCHIVO

El grupo tecnológico Apple recibió una oleada de críticas en EE UU por ocultar el trasplante de hígadoal que se sometió hace dos meses Steve Jobs, su carismático consejero delegado y cofundador de la compañía. Después de que el diario The Wall Street Journal adelantara la noticia durante el fin de semana, el Hospital Universitario Metodista de Memphis (Tennessee, EE UU) confirmaba que Jobs recibió un nuevo hígado en este centro y que se está recuperando satisfactoriamente.

Jobs se está recuperando bien y tiene un pronóstico excelente

Jobs era "la persona más enferma de la lista" cuando recibió el órgano, asegura el comunicado de prensa del hospital, comentario con el que se intentan acallar las críticas por la sorprendente rapidez del líder de Apple para situarse a la cabeza en las listas de espera.

En medio de la expectación que estas noticias han generado en los últimos días, los expertos se han sorprendido del mutismo de Apple, que hace seis meses justificó la baja médica de Jobs con un simple desajuste hormonal. Los problemas de salud de Jobs, superviviente de cáncer de páncreas, siempre han traído de cabeza a expertos y accionistas y sus notables cambios de peso en los últimos años se traducían automáticamente en desplomes de los títulos de Apple en Bolsa.

En teoría, Jobs se reincorporará el próximo lunes al trabajo, aunque aún se desconoce si lo hará a tiempo parcial o completo. "Jobs se está recuperando bien y tiene un pronóstico excelente", aseguró el doctor James D. Eason, jefe del Hospital Universitario Metodista de Memphis.

Críticas por el secretismo

Varios expertos en el sector criticaron con dureza la actitud de Apple, que ocultó la gravedad del estado de salud de su CEO, afirman, para evitar caídas en las acciones o pérdida de credibilidad de la empresa. Paul Argenti, profesor de Comunicación Corporativa de la Escuela de Negocios de Tuck en Dartmouth, New Hampshire, considera incluso que Apple quebrantó la ley, al no hacer público los problemas reales de salud de Jobs.

El principal problema no son las cuestiones legales, sino los problemas de credibilidad

La SEC, el organismo que regula los Mercados de Valores en EE UU, exige "claridad total por parte de las empresas que cotizan en Bolsa", señaló Argenti. "Pero la diferencia entre un desajuste hormonal y un trasplante de hígado es enorme". Argenti opinó que Apple debería "actuar ya y no esperar al lunes", cuando teóricamente Jobs volverá al trabajo, porque la repercusión mediática del asunto dañará cada vez más la credibilidad de la empresa.

"Apple ha sido considerada como la compañía más admirada del mundo por la revista Fortune", recordó el profesor. "El principal problema no son las cuestiones legales, sino los problemas de credibilidad que esto va a suponer para la empresa".

Las acciones de Apple reaccionaron, sin embargo, con ascensos en el Nasdaq neoyorquino. Los títulos terminaron la jornada con una subida del 1,65 por ciento, hasta los 136,22 dólares.

Críticas por la prontitud de la operación

En algunos medios estadounidenses, las críticas se centraban más en la rapidez con la que Jobs logró recibir su hígado, pese a las largas listas de espera de casi todos los hospitales del país. Casi 16.000 estadounidenses esperan actualmente un nuevo hígado, pero cada año se realizan sólo unos 6.500 trasplantes en todo Estados Unidos.

Aunque el dinero no puede, en teoría, comprar un nuevo órgano, algunos comentaristas apuntaban que sí puede hacer más fácil el encontrar el Estado u hospital con las listas de espera más cortas.

"Cualquiera puede ir a Internet y ver qué centros realizan trasplantes con mayor rapidez", dijo el doctor Anthony D'Alessandro, jefe de trasplantes de hígado de la Universidad de Wisconsin-Madison, a la prensa de EE UU. Jobs fue capaz de "colarse" en una lista de espera de Tennessee, un Estado que tiene tiempos de espera para trasplantes más cortos que los hospitales de California, Estado en el que residen el CEO.

Para entrar en una lista de espera de trasplantes, el paciente tiene que estar disponible para someterse a numerosas pruebas y comprometerse a llegar al centro en menos de ocho horas si aparece un donante. Ello supone, en muchos casos, mudarse a las cercanías del hospital... o disponer de un avión privado como Steve Jobs para poder volar allí en cualquier momento del día o de la noche.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento