En el videojuego GoldenEye 007 de la consola Nintendo 64 se produce un 'bug' - un fallo o deficiencia durante el proceso de creación de programas de ordenador - que en este caso está relacionado con la "inclinación del cartucho" y que hace que los personajes del juego empiecen a girar sobre si mismos como si hubieran perdido el control.

Partiendo de esta anomalía, algunos jóvenes japoneses han imitado los efectos del 'bug' en vídeos que luego han sido subidos a la popular página YouTube, como se muestra en la página geekool.com.

La gracia de estas imitaciones, a juzgar por la abundante oferta, debe ser alta entre los nipones. Enmascarados, disfrazados de Ronald MacDonald y caracterizados a la manera de protagonistas de videojuegos, mimetizan aquello que los programadores de Nintendo no lograron disimular.