El Parlamento Europeo ha aprobado este jueves un informe que rechaza la posibilidad de que los gobiernos europeos puedan denegar el acceso a internet como un medio para imponer sanciones a los consumidores.

El Parlamento rechaza el control y vigilancia sistemática de los usuarios de Internet

El informe llega en momentos en que la Asamblea francesa debate la nueva ley contra el pirateo, que prevé cortar el acceso a Internet a quienes se descarguen archivos de forma ilegal.

El texto europeo, aprobado con 481 votos, 25 en contra y 21 abstenciones, señala que los gobiernos o las empresas privadas no deben recurrir a cortar ese acceso como forma de penalización.

El pleno consideró que el "analfabetismo electrónico" será el "nuevo analfabetismo del siglo XXI", por lo que si se garantiza el acceso a internet a todos los ciudadanos se asegura su "acceso a la escolarización".

Protección a la propiedad intelectual

El texto aborda la protección de los derechos de propiedad intelectual en Internet y, en ese contexto, urge a los estados miembros a que adopten la directiva sobre medidas penales respecto a la violación de este tipo de derechos.

Sin embargo, para lograr ese objetivo, precisa que es necesario que se prohíban "el control y la vigilancia sistemática" de los usuarios.

Por otra parte, el Parlamento aceptó una enmienda que insta a los países a actualizar su legislación sobre protección de menores que utilizan Internet, especialmente en lo relativo al delito de grooming (captación de menores en línea con fines sexuales).