El Porsche 917 cumple 40 años

  • Este automóvil llegó a ser una leyenda y se convirtió en uno de los vehículos de competición más rápidos.
  • Porsche inició el Proyecto 917 en junio de 1968.
  • La estructura tubular estaba hecha de aluminio y la carrocería de fibra de vidrio con refuerzos sintéticos.
La configuración del motor en el 917 era tan inusual como sus diferentes versiones de carrocería.
La configuración del motor en el 917 era tan inusual como sus diferentes versiones de carrocería.
Porsche Ibérica, S.A.

Hace cuarenta años, concretamente el 13 de marzo de 1969, Porsche mostraba en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra un coche que, incluso para los estándares actuales, no es suficiente con calificarlo como un "superdeportivo": el Porsche 917. Este automóvil llegó a ser una leyenda y se convirtió en uno de los vehículos de competición más rápidos y exitosos de todos los tiempos.

Porsche inició el Proyecto 917 en junio de 1968, después de que las autoridades internacionales del automovilismo (FIA) anunciaran una categoría para "deportivos homologados" de hasta cinco litros de cilindrada y con un peso mínimo de 800 kilogramos.

Bajo la supervisión de Ferdinand Piëch, las 25 unidades estipuladas del nuevo modelo de competición se completaron en abril de 1969 y, por tanto, el 917 podía empezar su andadura en los circuitos ese mismo año. Tras los abandonos iniciales en sus tres primeras participaciones a causa de problemas técnicos, la historia de éxito del 917 comenzaba en agosto de 1969 en la prueba de 1.000 kilómetros disputada en el circuito de Österreich, con la victoria de Jo Siffert y Kurt Ahrens.

Modelo de "cola larga"

La configuración del motor en el 917 era tan inusual como sus diferentes versiones de carrocería: detrás del asiento del conductor se encontraba el motor de doce cilindros horizontales refrigerado por aire, con un cigüeñal diseñado para un propulsor en V a 180 grados. Este motor de 520 CV tenía inicialmente una cilindrada de 4.5 litros.

La estructura tubular estaba hecha de aluminio y la carrocería de fibra de vidrio con refuerzos sintéticos. Los ingenieros de Porsche desarrollaron diferentes modelos de carrocería para adaptarse lo mejor posible a las características de cada circuito. La versión conocida como "cola corta" fue diseñada para trazados muy sinuosos en los que era necesaria una carga aerodinámica alta en curvas rápidas.

Por su parte, el modelo de "cola larga" se diseñó para pistas rápidas en las que se pudiera alcanzar una velocidad máxima elevada. Posteriormente llegaron los 917 Spyder con techo abierto, que se utilizaron en las carreras de la CanAm y las Interseries.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento