El proyecto Google Earth ha sido objeto de muchas controversias debido a la naturaleza de las cosas que podría revelar. Países como la India o Corea del Sur han expresado quejas sobre el programa.

Recientemente, una de las últimas indiscreciones reveladas por la herramienta del buscador ha sido una presunta base militar secreta del Reino Unido. Por las informaciones hechas públicas por el tabloide The Sun, esta base militar que albergaría tecnología militar está localizada en Faslane (en Escocia).

Google, a petición del Gobierno británico, hizo desaparecer el encuadre concreto del sitio militar, pero un fallo accidental ha revelado su posición exacta.

Pero, al parecer, no son los únicos secretos de Estado que el buscador ha revelado en estos últimos tiempos, pues el cuartel general para crisis nucleares también ha sido “desnudado”. John Hanke, director de Google Earth, ha argumentado que los terroristas podrían atacar de igual forma con o sin la ayuda del mapa. Por lo pronto, las dudas sobre el presunto atentado contra la seguridad siguen en pie.