Las Pink Ladies
Pink Ladies en uno de sus coches.
Son taxistas, todas mujeres y con el color rosa de sus vehículos como emblema distintivo de su compañía, Pink Ladies (Las chicas de rosa), que opera en Gran Bretaña, recorren estos días Granada para promover después el turismo local al otro lado del Canal de la Mancha.

Estas taxistas peculiares insisten una y otra vez en resaltar el lema de su empresa: "servicio exclusivo por y para mujeres".

Las mujeres taxistas venderán el turismo de Granada en su país
"Proporcionar seguridad a las usuarias en sus desplazamientos" es el objetivo principal con el que nace esta empresa en palabras de su cofundadora, Tina Dutton, quien destaca su "enorme éxito" desde que se implantó en Londres y en Warrington (noroeste de Inglaterra).

Esta iniciativa, "pionera en el mundo" según su impulsora, ha conseguido por primera vez evitar ataques y  asaltos que padecen muchas británicas en los taxis ilegales, vehículos de particulares que circulan sin permiso.

"Las chicas tienen derecho a regresar a su casa en unas condiciones óptimas de seguridad", considera Dutton, mientras alerta de que en Londres una media de 10 mujeres al mes sufren robos y agresiones en taxis ilegales.

En este sentido, fue la propia la hija de Tina, también de visita en Granada, quien serviría de inspiración para poner en marcha Pink Ladies tras quejarse a su madre de la peligrosidad de viajar sola de noche en taxi.

Las trabajadoras no sólo no admiten como clientes a hombres que viajen solos, sino que tampoco aceptan dinero al contado: "el pago se efectúa con tarjeta de crédito porque si es de noche y la clienta no lleva dinero encima, no tiene necesidad de buscar un cajero, algo que puede ser peligroso", dice la confundadora.

Con el ya característico modelo Renault Kangoo como taxi, la usuaria además de encontrar seguridad, puede disfrutar de detalles como espejos y estuches para maquillaje.

Turismo Rural de Granada invita a taxistas de capitales europeas durante una semana
Esta firma de taxis conducidos por mujeres, pensada por mujeres y dirigida a las mujeres pretende ahora erigirse en embajadora en su país del turismo granadino por lo que divulgarán entre sus clientas sus experiencias en Granada mediante folletos y a través de una web.

Además de su paso por la Alhambra, también han recibido clases de flamenco en Montefrío, ha paseado a caballo por las Alpujarras, han disfrutado de estancias en las casas cueva de Guadix, así como de baños reparadores en el balneario de Alhama y de gastronomía típica de la provincia.

La visita está enmarcada en una iniciativa de la empresa Turismo Rural de Granada que ha seleccionado a 25 taxistas de las capitales europeas que tienen conexión aérea con Granada con líneas de bajo coste y les ofrece gratuitamente una estancia de siete días, con múltiples actividades y recorridos.