Un niño navega por Internet
Un niño navega por Internet con el portátil de sus padres. Jean et Melo

Los padres españoles son de los europeos que más preocupados están por el uso que sus hijos hacen de Internet, pero son de los que menos programas de filtrado y monitorización utilizan en los ordenadores de los hijos.

Según los investigadores del proyecto EU Kids Online, en el que participa la Universidad del País Vasco, el 50 por ciento de los padres españoles están "muy preocupados" y el 28,2 "bastante preocupados" por los contenidos sexuales y de violencia explícita que pueden ver sus hijos por internet y el teléfono móvil.

España es el segundo país de la UE en el que los padres más hablan con sus hijos sobre la Red

Estas cifras, recogidas en el Eurobarómetro de diciembre, superan la media europea, aunque están por debajo de Francia, Grecia, Portugal y Chipre. En cambio, el porcentaje de uso de programas de filtrado (42,7%) y monitorización (32,2%) de ordenadores es inferior a la media europea, que en el caso del Reino Unido llega al 77%.

La combinación de estos datos refleja, según los investigadores, que el nivel de conocimiento de Internet de los padres españoles es inferior al de los anglosajones y escandinavos, motivo por el que están más preocupados pero utilizan menos las herramientas disponibles para evitar un mal uso de internet por sus hijos.

España es el segundo país de la UE en el que los padres más hablan con sus hijos sobre lo que hacen en Internet y más se sientan con ellos ante el ordenador, y el tercero en cuanto a la revisión de las páginas visitadas y del correo electrónico y la mensajería instantánea de sus hijos.

Además, los españoles también son de los europeos que más prohíben usar el ordenador, hablar por Internet con personas desconocidas, "chatear" y utilizar el correo electrónico.