Una ciudadela española del siglo XVI, monumento nacional de Argelia

  • Es un fuerte militar situado en el monte Murdjadjo que domina Orán.
  • Fur erigido por el conde de Santa Cruz a 386 m sobre la bahía.
  • La ciudad es la segunda urbe mayor de Argelia, después de Argel.
Ciudadela Santa Cruz, en Orán (Argelia).
Ciudadela Santa Cruz, en Orán (Argelia).
La comisión argelina debienes culturales ha decidido
declarar Monumento Nacional la ciudadela española de Santa Cruz de Orán, la capilla contigua y todo el perímetro que la engloba, según informó la

La ciudadela de Santa Cruz es un fuerte militar situado en la cima del monte Murdjadjo -que domina sobre el mar la capital del oeste argelino- construido por los españoles tras conquistar en el siglo XVI el entonces denominado Oranesado.

Erigida en piedra por el conde Álvarez Silva de Santa Cruz a 386 metros sobre la bahía, su clasificación como Monumento Nacional ha sido aprobada tras una propuesta en este sentido de la dirección cultural de la ciudad.Tanto el fuerte como la capilla de Santa Cruz -construida por los militares franceses en 1860- representan una de las mayores atracciones turísticas de Orán y el principal

vestigio del pasado hispano de la ciudad, donde en algunos barrios se escuchan todavía expresiones en español.

La oficina de explotación y de gestión de bienes culturales organiza cada semana visitas turísticas guiadas al monumento y ha puesto en marcha un plan para su restauración.

Una asociación ciudadana organiza además campañas de voluntariado para la conservación del sitio arqueológico.

Leyendas

Orán fue golpeada en 1847 por una terrible epidemia de cólera y el obispo de la ciudad organizó una procesión a la estatua de la Virgen de Santa Cruz para poner a la región bajo su protección.

Según la leyenda, después de la procesión la lluvia se abatió intensamente sobre la ciudad y el cólera desapareció, por lo que los feligreses construyeron una capilla al pie de la fortaleza en señal de agradecimiento.Orán fue conquistada por las tropas españolas conducidas por el cardenal Cisneros en 1509, que la dominaron hasta que cayó en manos del

imperio otomano en 1708.

En 1732 volvió a ser reconquistada por una expedición española encabezada por el conde de Montemar hasta 1793, cuando los turcos, dirigidos por Mohamed El Kebir, impusieron un tratado al rey Carlos IV por el que éste cedió la soberanía de la ciudad.

La segunda urbe mayor de Argelia conserva aún varios vestigios de los casi tres siglos de presencia española tanto en la arquitectura como en las tradiciones, el modo de vida y la expresión cultural.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento