¿Qué es la Ley de Viajes Combinados y qué derechos contempla?

Fotografía de archivo de viajes.
Fotografía de archivo de viajes.
CANVAS

El 27 de diciembre de 2018 entró en vigor la nueva Ley de Viajes Combinados, debido a la aprobación del Real Decreto-ley 23/2018, de 21 de diciembre, de transposición de directivas en materia de marcas, transporte ferroviario y viajes combinados y servicios de viaje vinculados.

Con esta ley se pretendía adaptar la regulación a los nuevos tiempos y a las formas de contratación de productos y servicios de viajes a través de Internet, protegiendo a los viajeros y haciendo que haya una uniformidad a nivel europeo. 

¿Qué son los viajes combinados? ¿Qué derechos contempla la ley?

Con la entrada en vigor de este Real Decreto-ley, cambió la definición de lo que se considera viaje combinado y se establecieron una serie de derechos respecto a los viajeros.

Así, la Organización de Consumidores y Usuarios define el viaje combinado como "aquel que combina dos o más servicios de viaje realizados por un mismo empresario (o a petición del viajero) antes de realizar un único contrato por el total de los servicios, e incluso cuando se celebren contratos distintos con diferentes prestadores de servicios de viaje en determinadas circunstancias". 

Además, cuando la contratación incluya por una parte uno de los servicios, el otro servicio contratado deberá representar al menos un 25% del valor de la combinación para que el contrato se considere viaje combinado.

Entre los nuevos cambios que trae la ley y que afecta a los viajes combinados, están los siguientes: 

  1. Cuando se contraten viajes combinados, por ejemplo, de forma online, el viajero tiene 14 días naturales para desistir el contrato sin necesidad de justificación. 
  2. En caso de que haya un cambio de precio, se deben notificar las causas del incremento a los viajeros y, si son superiores al 8%, el viajero puede cancelar el contrato sin indemnización. 
  3. En el caso de que los servicios prestados no se ajusten contrato o no se prestaran, se deberá ofrecer una alternativa de calidad equivalente o superior sin coste adicional. Si no se subsana el problema, el viajero podrá solicitar el reembolso de los gastos que deberán abonarle en un plazo máximo de 14 días desde el fin al contrato.
  4. Se mantiene el derecho del viajero de resolver el contrato en cualquier momento anterior al inicio del viaje combinado, pero se suprimen los porcentajes máximos de penalización sobre el precio del viaje a costa del viajero. 

Además, con esta nueva ley se establece una nueva categoría de viajes, los viajes vinculados, que hacen referencia, según la OCU, a los viajes "que incluyan al menos dos tipos diferentes de servicios de viaje adquiridos con motivo del mismo viaje pero contratados por separado con cada uno de los prestadores individuales de esos servicios". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento