Skoda se prepara ya para 2021 con un paquete de novedades en sus modelos

  • Además de cambios concretos, todas las mecánicas de combustión cumplirán con la normativa de emisiones Euro 6d a finales de año.
Cambios en la gama Skoda.
Los ajustes mecánicos y de equipamiento afectarán a toda la oferta de la marca.
SKODA

La gama Skoda a partir de verano contará con una serie de novedades que anticipan su futuro inmediato, mejoras más o menos profundas que suponen en cualquier caso una evolución en su oferta.

La primera de ellas estará en los volantes. La nueva generación del Skoda Octavia introdujo uno rediseñado y más funcional que ahora se extenderá al resto de modelos. Será de dos o tres radios, en general tapizados en cuero, y se equiparán en el resto de gamas en función del acabado o como elemento opcional elegido.

En cuanto a modelos concretos, Skoda actualizará los motores más potentes de su berlina de gran tamaño, el Superb, de modo que el 2.0 TDI diésel pasará de los 190 a los 200 caballos y reducirá sus emisiones de óxido de nitrógeno con un nuevo tratamiento de los gases de escape, mientras que el 2.0 TSI ganará 8 caballos para llegar a un total de 280.

El Skoda Kodiaq también acogerá en su gama el antes mencionado motor 2.0 TDI de 200 CV, tendrá disponible un nuevo cambio de 6 velocidades y el Control de Crucero Predictivo se añadirá a los sistemas de asistencia como opción, al igual que la tapicería de cuero y los asientos deportivos con aire acondicionado en los acabados Sportline y RS.

Cambios en la gama Skoda.
El nuevo volante del Octavia se extiende al resto de modelos.
SKODA

Por su parte, el motor 1.6 TDI de 115 caballos del Karoq dará paso a un 2.0 TDI de igual potencia, y en cuanto a equipamiento podrá contar con climatizador de tres zonas, Area View (visualización aérea del coche para maniobras) y el asistente de ayuda para remolque Trailer Assist.

Los modelos Scala y Kamiq también tendrán ajustes en el equipamiento decorativo y un filtro de carbono activado para el habitáculo que elimina los alérgenos del aire, mientras que el Fabia podrá disponer también del filtro y del cambio automático de 7 velocidades asociado al motor 1.0 TSI de 95 caballos, además de nuevas llantas y el sistema de infoentretenimiento de 6,5 pulgadas como opción de acceso.

Con todo, y más allá de los cambios concretos en las mecánicas ya mencionados, a finales del presente año todos los propulsores de combustión de Skoda estarán adaptados a la normativa de emisiones Euro 6d.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento