Las ventas de dispositivos para la lectura electrónica como el Kindle de Amazon y el Reader de Sony han crecido rápido. Según la firma tecnológica iSuppli, los beneficios de los libros electrónicos crecerán desde los 3,5 millones de dólares (2,6 millones euros) en 2007 hasta alcanzar los 291 millones de dólares en 2012. Pero no sólo las obras literarias tendrán salida en formato digital, los periódicos también tienen su sitio en el mundo del papel sin papel.

Los dispositivos de lectura que se están presentando en los últimos meses son pequeños y ligeros, pensados para caber en un bolso, pueden eliminar la necesidad de cargar con libros y periódicos al acceder a los textos a través de Internet, ya que una de sus características es la posibilidad de conectarse a redes inalámbricas.

La conexión a internet permite descargas decenas periódicos con facilidad
Uno de los dispositivos más llamativos en este campo es el que fabrica la compañía británica Plastic Logic , que ha sido concebido en la Universidad de Cambridge, y es novedoso porque hace uso de material plástico para toda su producción. Tiene el mismo tamaño que un periódico y se promociona como una alternativa al papel de toda la vida.

Sus usuarios pueden descargar en él cientos de periódicos y navegar por ellos de forma muy sencilla. El paso de página es virtual, se representa en la pantalla con una animación, por lo que los lectores de prensa diaria que viajan en transporte público podrán olvidarse de la lucha constante con los compañeros de tren o metro por el espacio.

La pantalla es flexible, de tamaño folio, y ofrece el brillo y contraste necesarios para que la vista no se resienta, gracias a la tecnología desarrollada para su fabricación, que utiliza plástico para crear componentes electrónicos, según informaba recientemente la BBC.