Windows
Tecla de Windows en un ordenador. MR. CONGUITO
Los sistemas operativos de Microsoft que, como Vista o Me , llevan un nombre en el que no se incluyen números no han tenido el éxito esperado. Quizá por eso, el gigante informático ha decidido mantener para la próxima entrega la denominación de Windows 7, que hasta ahora se consideraba provisional.


Los sistemas con nombres sin número no han tenido el éxito esperado
"A lo largo de los últimos años hemos adoptado diferentes puntos de vista para ponerle nombre a Windows", señalaba ayer en el blog oficial de Vista el vicepresidente de Microsoft encargado de los sistemas operativos, Mike Nash. "Hemos usado el número de versión, como en Windows 3.11, alusivas a fechas, como en Windows 98, o evocativos, como Windows XP y Vista. Pero como no publicamos versiones todos los años usar la fecha no tiene sentido".

Así que finalmente, al tratarse de la séptima entrega del sistema operativo más utilizado, llevará el nombre de Windows 7, el nombre provisional utilizado hasta ahora para referirse a este software. Es la primera vez que Microsoft no cambia la denominación de Windows de cara a su lanzamiento final.

Basado en Vista


La llegada al mercado de Windows 7 está prevista para finales de 2009 o principios de 2010, pero los programadores que crean software para los sistemas operativos de Microsoft podrán ver una primera versión en pruebas a finales de este mes, en la conferencia de desarrolladores que celebra la compañía.

Poco se sabe aún sobre las nuevas características que incorporará Windows 7. Por ahora, se ha filtrado que estará basado en las estructuras fundamentales de Vista y que garantizará una compatibilidad retroactiva con todo el software y hardware que funcionan en este sistema.