Rusia prueba con éxito su propio internet

Rusia prueba con éxito su propio internet
Rusia ha desconectado su territorio de los servidores mundiales de internet.
UNSPLASH

Rusia ha probado entre sus ciudadanos su propio internet. El Gobierno ruso desconectó al país del internet global para conectarlo a RuNet, la red nacional y propia de Rusia en la que los usuarios sólo son capaces de conectarse con sitios localizados del país.

Rusia ha desconectado su territorio de los servidores mundiales de internet con el objetivo de comprobar si podría sobrevivir solo conectado a su propia red ante cualquier problema, querían recopilar información y feedback de los usuarios en el uso del sistema, según ha informado la agencia de noticias rusa RosBiznesKonsalting (RBK).

ElpresidenteVladimir Putin ha explicado en el medio de comunicación ruso Tass, propiedad del mismo Gobierno, que esta prueba era una ‘jugada defensiva’: “Runet está dirigido solo a prevenir las consecuencias adversas de la desconexión global de la red global, que está controlada en gran medida desde el extranjero”, ha dicho, añadiendo que se trata de tener sus “propios recursos” y que puedan activarse para “no ser echados de Internet”. 

De acuerdo con las declaraciones sobre las primeras pruebas de esta red rusa, parece que “la población no ha notado la diferencia en cuanto a velocidad, servicio, conectividad y liberta de navegación”.

“Los resultados de los ejercicios mostraron que, en general, tanto las autoridades como los operadores de telecomunicaciones están listos para responder de manera efectiva a los riesgos y amenazas emergentes, para garantizar el funcionamiento estable de Internet y la red de telecomunicaciones unificada en la Federación de Rusia”, ha explicado el director del Ministerio ruso de Comunicaciones, Alexey Sokolov.

Consecuencias para la población

Los más críticos aseguran que el único objetivo de RuNet es tener el control total de la comunicación vía internet y que el organismo ruso de control de medios de comunicación, el Roskomnadzor, pueda manejarla a su antojo.

Según Human Right Watch, se trata de “redirigir todo el tráfico de internet a través de los puntos críticos de Roskomnadzor, como si estos fueran una especie de aduanas u oficinas de control”. En estos servidores de Roskomnadzor las autoridades rusas podrían interceptar y filtrar el tráfico, algo similar a lo que hace la ‘Gran Firewall’ de China.

Y es que a Rusia se le ven claras las intenciones: su política proteccionista en este terreno no sale a relucir por primera vez con RuNet, ya que hace unas semanas el país aprobaba una ley que obliga a todos los fabricantes de móviles a montar 'software' ruso para poder comercializar sus productos en su territorio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento