Difundir vídeos 'deepfake' sin avisar
de que son falsos será un delito en
China a partir del próximo año

Tom Cruise como Iron Man gracias a las herramientas de 'deepfake'.
Tom Cruise como Iron Man gracias a las herramientas de 'deepfake'.
COLLIDER VIDEOS / YOUTUBE
Tom Cruise como Iron Man gracias a las herramientas de 'deepfake'.

Los deepfake se están perfeccionando cada vez más. En un principio, eran hechos por complejas herramientas, pero ahora incluso hay aplicaciones que lo hacen fácilmente.

Estos vídeos consisten en cambiar el rostro a una persona para hacer que parezca otro o para hacerle decir cosas que no ha dicho, y se están convirtiendo en todo un riesgo por lo difícil que es detectarlos. Los deepfakes son una peligrosa arma para la manipulación, por lo que China ha decidido cortar por lo sano e ilegalizarlos.

A partir del 1 de enero de 2020, difundir este tipo de vídeos sin aclarar que son falsos será un delito penal en China. Según declaró el Gobierno de China a Reuters, los deepfakes "suponen un peligro para la seguridad nacional, interrumpe el orden social, e infringe los derechos e intereses legítimos de la población".

Se desconoce si, tras la ilegalización de estos detallados vídeos falsos, dejarán de funcionar aplicaciones como ZAO, que hacían que cualquier usuario pudiera poner su cara en escenas de algunas películas. Pero con esta nueva normativa, es posible que no se generen deepfakes que pueden ser utilizados para manipular declaraciones de famosos, políticos u otros rostros importantes y que podrían suponer un problema.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento