Terminator 2
El robot T-1000. AGENCIAS
En 1991, la segunda entrega de la saga de Terminator nos presentó a un villano ante el que el mismísimo Arnold Schwarzenegger temblaba de terror. Se trataba del T-1000, un robot asesino capaz de cambiar de forma a su antojo, dividirse en diferentes partes y adoptar diferentes aspectos.


El Ejército estadounidense se ha puesto ahora manos a la obra para construir un robot que recuerda al interpretado por el actor Robert Patrick. Y le ha encargado el trabajo al fabricante de aspiradoras futuristas iRobot.

Debe ser capaz de pasar por escapatorias más pequeñas que él mismo
El objetivo de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados para la Defensa (DARPA, en sus siglas en inglés) es crear un robot "blando y flexible" que sea capaz de identificar y pasar por escapatorias más pequeñas que él mismo, según informa New Scientist, que define el ingenio como 'robot químico'.

DARPA ha elegido para llevar a cabo esta tarea al fabricante estadounidense iRobot, creador de Roomba, una aaspiradora capaz de mantener limpio el suelo de cualquier hogar por si misma, sin necesidad de que su propietario intervenga de ninguna forma.

Para cumplir el encargo realizado por la agencia gubernamental deberá crear un primer prototipo capaz de recorrer una distancia de cinco metros a una velocidad de 0,25 metros por segundo. También debe ser capaz de reducir su longitud a la décima parte, y poder pasar por un agujero de un centímetro de ancho y forma irregular.