WhatsApp
Una mujer utilizando WhatsApp. AFRA / PIXABAY

Expertos en seguridad informática han descubierto una vulnerabilidad en WhatsApp que permite manipular mensajes en los chats grupales, según ha informado Check Point Research. El blog detalla que el fallo de seguridad permite editar la respuesta de alguien y poner así en su boca palabras que nunca ha dicho.

La aplicación con más de 1.500 millones de usuarios aún no ha corregido este error que fue notificado por primera vez en 2018. En su día, Facebook comparó el problema con "alterar un correo electrónico". "Esta afirmación no tiene nada que ver con la seguridad del cifrado de extremo a extremo, lo que garantiza que solo el remitente y el destinatario pueden leer los mensajes enviados en WhatsApp", defendió el gigante tecnológico.

"Nos tomamos en serio el desafío de la información falsa y recientemente pusimos un límite en el reenvío de contenido, agregamos una etiqueta a los mensajes reenviados e hicimos una serie de cambios en los chats grupales", explicó.

"Dadas las circunstancias, el riesgo de estafas en línea, rumores y noticias falsas es enorme. Los actores de amenazas tienen un arma perfecta en sus manos para aprovechar la plataforma de mensajería para sus malas intenciones", escribieron los investigadores en el blog.

Tendremos que esperar a ver si WhatsApp termina de corregir los errores reportados desde el año pasado y pone fin a posibles problemas entre sus usuarios.