Quiero vender mi coche: ¿qué pasos tengo que seguir?
La DGT recomienda no entregar el coche sin tener antes el contrato original de compraventa.  prostooleh/Freepik

A la hora de poner en venta un coche, la primera decisión que hay que tomar es si lo quieres vender de forma particular o, por el contrario, llevarlo a un concesionario.

Independientemente de la opción que elijas, uno de los trámites que obligatoriamente hay que realizar es el cambio de titularidad del vehículo en el Registro de la Dirección General de Tráfico.

¿Cómo hacer el cambio de titularidad de un vehículo?

El comprador deberá presentar en la Jefatura de Tráfico la siguiente documentación:

  • Impreso de solicitud de cambio de titularidad del vehículo cumplimentado.
  • Tasa cumplimentada de 54,60 € (27,30 € para ciclomotores)
  • DNI, tarjeta de residencia, pasaporte o permiso de conducción español del comprador (original) y del vendedor.
  • Permiso de circulación del vehículo.
  • Justificante del pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la Comunidad Autónoma donde resida.
  • Además, siempre es recomendable un contrato privado firmado por ambas partes.

La DGT recomienda:

  • No entregar el coche sin tener en tus manos el contrato original de compraventa y una fotocopia del DNI del comprador. En el contrato es conveniente indicar la fecha y hora en la que se hace entrega del vehículo, ya que si hubiera multas de tráfico te seguirán llegando hasta que no se produzca el cambio de titularidad en el Registro.
  • Pedir al comprador una copia del permiso de circulación donde conste que el vehículo ya está a su nombre. En el caso de no recibir este documento en el plazo de 15 días, hay que comunicar a la Jefatura de Tráfico que has vendido el vehículo.

Para ello es necesario presentar:

  • Solicitud de notificación de venta del vehículo cumplimentada.
  • Tasa cumplimentada de 8,50 €.
  • DNI del titular del vehículo.
  • Contrato de compraventa cumplimentado y firmado por ambas partes.

En cualquier caso, este trámite de 'Notificación de venta', a cargo del vendedor, no exime al comprador de realizar trámite de cambio de titularidad.

Además de este trámite, si en futuro decides dar de baja un coche ya sea porque ya no lo vas a utilizar más, por que lo quieres dar de baja temporalmente o incluso porque quieres trasladarlo a otro país, tendrás que tramitar todo el proceso en la Jefatura Provincial de Tráfico o en el Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT) si la baja es definitiva.