Logo de Huawei
Logo de Huawei. GTRES

La semana pasada, Donald Trump sorprendió a todos en la cumbre del G20 de Japón cuando pareció que levantaba el veto a Huawei que se iba a hacer efectivo el próximo 19 de agosto.

"Enviaremos y venderemos a Huawei una tremenda cantidad de productos que emplean en las cosas que hacen. Y dije que 'perfecto'. Seguiremos vendiéndoles estos productos", declaró el presidente de Estados Unidos.

Esta decisión fue duramente criticada por varios de sus congresistas, como Marco Rubio, senador de Florida: "Ha cometido un error catastrófico. Destruirá la credibilidad de sus administraciones. Nadie volverá a tomarse en serio las advertencias sobre la amenaza que representa la empresa".

Sin embargo, el veto a la empresa china sigue vigente y así lo confirmó Peter Navarro, asesor económico de la Casa Blanca, a la cadena CNBC: "La política de Huawei con respecto al 5G en este país no ha cambiado (...) Lo que hemos hecho es básicamente permitir que Huawei venda chips, que son pequeños componentes tecnológicos y no tienen ningún impacto sobre la seguridad nacional".

El Departamento de Comercio continúa en esa línea por orden de la agencia federal, que ha confirmado que Huawei sigue en la lista negra. Según ha podido saber Reuters, los funcionarios han recibido un correo de John Sonderman, subdirector de control de exportaciones de la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio, en el que ha explicado cómo proceder con las empresas que pidan permiso para vender productos de la multinacional china.