Madonna
La cantante, en una foto de archivo. AGENCIAS
El nuevo disco de Madonna lleva las arcas de la cantante, pese a que todavía falta un mes para que llegue al mercado, según informa El Periódico. Su estrategia de lanzamiento debería estudiarse como modelo de negocio del futuro, dicen los expertos.

En los meses previos a la llegada del disco, que lleva el nombre de Hard Candy, Madonna firmó primero un contrato que podría rondar los 6,3 millones de euros con una casa de cosméticos, y después grabó un anuncio de champú cuya única banda sonora es el primer sencillo del disco.

También ha llegado a un acuerdo con una operadora europea para que los usuarios de telefonía móvil puedan descargar la mitad de su disco antes de que llegue a las tiendas. Y el que probablemente será segundo sencillo de su disco, Miles Away, será el tema central de una serie de televisión que empieza a emitirse este mes.

Madonna lleva a cabo todos estos pasos previos a su último lanzamiento como artista de la discográfica Warner, que abandonará próximamente. La compañía afirma que lo importante no es tanto los ingresos que esos acuerdos generan como la promoción del disco que con ellos se consigue.