Isabel II, en tres dimensiones y sin cara

  • Una galería de Londres expone retratos holográficos de la reina de Inglaterra.
  • Se trata de descartes del trabajo de un artista al que se le encargó un retrato que ya fue expuesto anteriormente.
  • La obra costó 150.000 libras, unos 195.000 euros al cambio actual.
Uno de los hologramas de la soberana británica que se exponen en una galería de arte de Londres.
Uno de los hologramas de la soberana británica que se exponen en una galería de arte de Londres.
C.L

Hasta 8.000 imágenes tomó en su día el artista Chris Levine para hacer el primer retrato holográfico de la reina Isabel II. Ahora muestra algunas de estas composiciones, que muestran a la soberana de espaldas, con los ojos cerrados o con el rostro borrado.

"Recopilé tanto material que tenía que enseñarlo al mundo. El mundo merecía verlo", explica el artista, cuyo trabajo puede revisarse hasta el próximo 23 de marzo en la exposición Lightness of Being (La levedad del ser), en la Galería Stolenspace de Londres.

El mundo merecía verlo", explica el artista
El artista fue elegido para hacer en 2004 un retrato de Isabel II. Pero alejándose de lo que sería un típico retrato oficial,
Levine recurrió en su obra a la holografía, una técnica inventada en 1947 por el físico húngaro Dennis Gabor, que consiste en crear imágenes tridimensionales mediante la utilización de un rayo láser.

"Tuve dos sesiones de posado con la reina. Originalmente era sólo una, pero ella
disfrutó tanto que me ofreció una segunda", indicó Levine, uno de los pocos artistas a los que se ha concedido esa oportunidad, según destacan los organizadores de la exposición. Durante esas sesiones en el Palacio de Buckingham, Levine tomó
8.000 imágenes desde diversos ángulos "para tener la oportunidad después de "experimentar" con ellas y "jugar en 3D".
La reina como un "icono moderno"

El resultado es un holograma en tres dimensiones en el que la soberana, ataviada con una capa de armiño, un collar de perlas y la famosa diadema de diamantes que usó en su Coronación en 1953, está teñida por una luz azul y
parece seguir al visitante cuando éste recorre la estancia.

La obra, que costó 150.000 libras (unos 195.000 euros al cambio actual), fue expuesta primero en el Palacio de Buckingham, junto a la colección de obras de Leonardo da Vinci de la soberana y del retrato que le hizo el pintor Lucien Freud, y ahora se encuentra en el Museo de Jersey.

Pero muchos de los descartes y algunos trabajos desarrollados a partir de las imágenes iniciales en originales formatos 3D no se habían mostrado en público hasta ahora. La exposición permite ver instantáneas de la soberana en momentos desprevenidos, como en las que está con los ojos cerrados; montajes que recuerdan a los trabajos Pop Art de Andy Warhol y con las que Levine trata de convertir a la reina en un "icono moderno" y dispositivos lumínicos que proyectan de forma intermitente la imagen de la soberana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento