Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
El CEO de Facebook Mark Zuckerberg en una conferencia en marzo de 2015 en San Francisco. GTRES

Alemania quiere prohibir a Facebook la recogida de datos a través de terceros. Es decir, el Gobierno germano se propone poner límite a esta red social, de manera que prohibirá que pueda seguir compartiendo datos del usuario con aplicaciones de terceros.

La autoridad alemana que regula la competencia y los derechos de los consumidores ha decidido en contra de Facebook. El regulador del país (Bundeskartellamt) ha determinado que no podrá compartir la información de sus usuarios con aplicaciones de terceros, incluidas Twitter, WhatsApp e Instagram. Estas dos últimas son también propiedad de la empresa de Mark Zuckerberg.

La oficina antimonopolio de Alemania entiende que Facebook ha abusado de su poder en la recolección y el tratamiento de los datos personales. Es la principal conclusión de una investigación que inició en 2015. Apuntan desde este organismo a los conocidos como shadow profiles, personas que no están en Facebook pero que sufren la misma recopilación de datos. Se acusa, pues, a la red social de hacer un seguimiento de los datos de usuarios que no tienen perfil en ella.

El Bundeskartellamt presentará a Facebook en las próximas semanas su decisión definitiva sobre qué medidas debe tomar. Según medios alemanes, no será una prohibición inmediata si no que la red social tendrá un plazo para modificar sus políticas de datos. No obstante, el regulador ya está estudiando un bloqueo parcial sobre los datos que recoge Facebook en Alemania.

De momento la empresa de Mark Zuckerberg ha hecho lo que corresponde en estos casos: negar las acusaciones de la oficina antimonopolio alemana. Asegura Facebook que van a seguir trabajando como hasta ahora. "Continuaremos defendiendo nuestra posición", han dicho fuentes de la compañía.

Lo de Alemania no es sino un ejemplo más de las dudas que en Europa genera la actividad casi sin límites de Facebook. A la espera de que la Unión Europea alumbre el reglamento europeo de protección de datos (se está trabajando en ello), Italia multó con 10 millones de euros a esta red social en 2018.