Si la tendencia es empezar a lanzar ofertas varios días antes, ahora el Black Friday amenaza con quedarse, al menos, el fin de semana si no algo más, teniendo en cuenta que el lunes llega el Cyber Monday.

Y es que el Black Friday (Viernes Negro) se convierte ahora en Black Weekend. Empresas como Amazon siguen lanzando productos rebajados durante este sábado y domingo. No sólo la electrónica, también productos y herramientas del hogar, juguetes, ropa, alimentación... Todo tiene cabida en este diciembre caliente en ofertas.

Estas, al igual que ocurre en los días previos al viernes, suelen ser ofertas temporales, que apenas duran unas horas o solo un día. Las conocidas como ofertas flash, caracterizadas por poner a la venta una serie muy limitada de productos y por un espacio de tiempo limitado, lo que obliga al ávido comprador a estar muy atento.

El mundo de la tecnología sigue siendo la estrella indiscutible en ventas. Así, durante este fin de semana, Samsung realiza una selección de algunos de sus móviles a precio rebajado, pero no es la única marca, ya que otras también siguen manteniendo modelos a un precio menor al habitual. Apple también mantiene sus ofertas. Pero no todo son móviles, este sábado se ha puesto a la venta con un descuento de 300 euros una cámara réflex Canon EOS 800, también hay una selección de wearables rebajados, etc.

Y es que esto no para. No solo las grandes empresas online como Amazon se han apuntado a la moda del Black Friday, sino que aerolíneas, compañías de reservas, de telefonía, hoteleras, concesionarios, ópticas o firmas de seguros se han lanzado a ofrecer descuentos estos días.